Blog

¿Cuestión de imagen?

La figura de Presidente de Parlamento se está convirtiendo en los últimos tiempos en el estereotipo perfecto de la imagen que traslada la clase política a la sociedad. Se puede ser ‘chocho’ o caduco como el señor Posada, tanto como el Gobierno que lo nombró en su cargo. Se podía ser ‘reina por un día’ como Bono en su momento, cada vez que soltaba su discurso didáctico que removía de sus asientos a todas sus señorías, incluso las que provenían de su mismo partido. O un poco Jekyll y Hyde como el señor Cotino al descolgar su teléfono. Esto da para ponerse y no acabar, seguro que cada uno en su territorio y más desde que cada escasos 300 kilómetros hay un Parlamento, todos encontraran casos cuanto menos curiosos.

¿Diosdado firma por Adidas?

¿Diosdado firma por Adidas?

Pero lo que me llama la atención de manera chirriante que me daña la vista es el caso de Venezuela y esa moda de convertir el chándal en prenda de etiqueta, tanto es así que la puede lucir un diputado, un candidato de la oposición o el propio Presidente de la Asamblea Nacional. Qué se den de leches en el hemiciclo tiene su aquel, pero que el Presidente de la sala, ejerza como tal con chándal tricolor y lo digo desde el respeto a cualquier enseña, me descoloca.

¿No hay dress code en los Parlamentos del mundo mundial? ¿Será que los políticos están mutando hacia formas desconocidas alejándose del descrédito que señalan las encuestas?

12602[1]

¿Y qué tiene que ver esto con la comunicación, dirán ustedes? Pues mucho, la comunicación no verbal, la gestual, incluso nuestra propia presencia y apariencia son la primera carta de presentación ante nuestros diferentes públicos. ¿Qué pretenden trasladarnos entonces sus señorías chandaleras? Y miren que los de aquí ya infunden poco respeto, por muy puestos que vayan. Pero y estos otros, los del chándal ochentero ¿Son una especie de superhéroes patrióticos al estilo del Iron Patriot(Véase Iron Man 3). Vale, pero ¿por qué si son tan amigos de sus colores patrios (algo que aquí, evidentemente no se entiende, que nos lo digan tras las últimas olimpiadas) lo hacen desde la estética del chándal? ¿Simplemente siguen los patrones de la moda que llega de La Habana? ¿O es una manera también de calar en el pueblo?

¿Qué quieren que les diga? Yo no llevo chándal ni para hacer deporte y nunca me vestiré de bandera. Soy apasionado del fútbol y nunca me he puesto una camiseta de mi equipo, ni he tenido nunca bufanda, ni creo haberme pintado la cara. Fui fallero y me tocó llevar una vez el estandarte, fue una vez y la última. Igual es que en este país, llamado España (algunos muchos) arrastramos un trauma que multiplica nuestro sentido del pudor y ridículo. Igual es que nuestros colores son tan chillones o más que los de Venezuela y la diferencia es que a ellos se la trufa. De ahí que lo hagan a diario, mientras nosotros como mucho nos reservamos para las grandes gestas deportivas, más al estilo de los loresingleses que en la intimidad se puedan vestir de mujeres. ¡Ay, así es la vieja Europa, corrupta y viciosa, pero siempre guardando las formas!

Pere Ferrer, Partner en Agua y Sal Comunicación // Colaborador en el blog Comunicación de Resistencia

Tipos de usuarios en las redes sociales

Las redes sociales forman parte de nuestras vidas, gracias a ellas podemos tener mayor contacto con nuestros amigos o familiares que viven lejos de nosotros o saber que ocurre al otro lado del mundo sólo con echar un vistazo a nuestro muro de Facebook o Twitter. El otro día, WhatsApp dejó de funcionar por unas horas y las redes sociales estaban llenas de alusiones a ello. Es solo un ejemplo de como cuando una de nuestros canales de comunicación habitual dejan de funcionar nos sentimos un poco desubicados.

dab0d16209457ab583cf15dd29539ace
Vía Pinterest

Son algo tan natural ya en nuestras vidas que no podríamos imaginar nuestro día a día sin ellas. Sin embargo, también hay otros integrantes de la sociedad que reniegan de estos nuevos canales y se resisten a abrir un perfil en Facebook, Twitter, incluso se niegan a descargarse el WhatsApp o alguna aplicación similar. Hemos leído mucho al respecto y nos hemos encontrado con algunos artículos en los que se habla de los distintos perfiles en torno a las redes sociales. Lo compartimos con vosotros en esta publicación. Estos perfiles, de los que hablamos a continuación, son los detectados en un estudio  de la Universidad de Winchester y al que ha hecho referencia Baquia en su blog.

Los Ultras son los que no pueden vivir sin las redes sociales. Para ellos estos canales son los únicos para comunicarse con su entorno. Este tipo de usuario puede sufrir des-conexión si no pueden conectarse a las redes. Del mismo modo, los  Negadores pueden experimentar ansiedad si están mucho tiempo alejados de las redes sociales pero en estos perfiles lo curioso es que nunca lo reconocerán, es más, harán alarde de poder vivir perfectamente sin ellas

Los Ocasionales son los que abren sus perfiles en redes pero no son nada activos en ellas, pueden estar varios días sin actualizar sus perfiles o sin comentar nada en ellas. Los Vírgenes son los que acaban de aterrizar en el mundillo social, se trata de un estado inicial y que luego acabarás por situarse en una u otra categoría de usuario, puede ser que se animen y conviertan en ultras o simplemente en usuario ocasional.

Los Rondadores o usuarios pasivos son los que están en las redes pero solo para leer o visualizar los contenidos de los demás, no comentan, no comparten, están vigilantes a las novedades de los demás.

Hay un grupo de usuarios conocidos como Pavos reales que son los que disfrutan mostrando sus éxitos en las redes, seguramente no pasa un día sin que se vea una foto suya subida al Instagram. Les encanta que les sigan y que comenten y feliciten por todo lo que comparten.

Aquellas personas que se introducen en las redes de forma anónima, con un nombre falso, son reconocidos como Fantasmas o, Cambiantes si suelen hacer uso de distintos perfiles falsos. No quieren que se sepa quien son en realidad.

A los Preguntones les gusta mucho generar debate lanzando preguntas para que la gente de su opinión y los Informadores son los que tras leer sus fuentes de información comparten noticias o asuntos que creen interesantes para todos sus amigos de las redes sociales. Si además el usuario es uno de los que está pendiente de la interacción que genera su publicación podríamos hablar de un usuario Sollozante.

 

En comunicación hay que saber nadar y guardar la ropa

Corren tiempos de marketing de contenidosde contar historiasde una publicidad que emocione, que transmita experiencias como nunca antes lo ha hecho. Son días en los que se requiere un diálogo fluido entre los consumidores y las marcas, entre las personas y las empresas. La comunicación sigue cambiando y el modo en que nos comunicamos todos, personas, organizaciones, empresas, marcas… también. Y el que no quiera verlo se convertirá en un holograma con fecha de caducidad cercana.

the-swimmer-lancaster[1]

La comunicación que conecta hoy es la que conmueve, necesitamos que nos sorprendan porque parece que ya estemos de vuelta de todo, saturados, infoxicados, sobrecargados. Parece que sólo nos vaya lo último, lo más moderno, evitamos lo antiguo o como mucho lo disfrazamos de vintage. Si tan sólo nos detuviéramos un instante y fuéramos capaces de echar la vista atrás nos encontraríamos un sinfín de cosas, detalles, historias que hemos evitado por rancios, sin reparar en que esa actitud nos hace a nosotros antiguos frente a lo que es y será verdaderamente moderno.

the-swimmer-poster[1]

El otro día caí en la cuenta de ello. Una peli por un canal caspa, pero de esos que tienen mérito por aguantar año tras año. El nadador (the swimmer)de 1968 con un espectacular cincuentón, Burt Lancaster, que interpreta a un ejecutivo publicistaen su auge y caída y nos invita a acompañarlo en su declive, en un camino de regreso a casa, yendo, nada menos que, de piscina en piscina. Una crítica feroz al sueño americano, en un momento en el que nadie se atrevió a hacerlo. Normal que fuera un fracaso en taquilla.

No les desvelo más del guión, si tienen curiosidad, acérquense a la película o al libro, cuando el argumento está basado en la condición humana, éste no pasa de moda. ¡Ah! y el amigo Burt está brutal. A mí me ‘llegó’, reconozco que mis veranos de joven eran un transitar de piscina en piscina.

tumblr_ml2z2eQSHb1qgpddwo1_1280[1]

El nadador es, sin duda, uno de los mejores ejemplos hoy de lo que es contar historias y hacerlo a través de múltiples soportes, adaptando el contenido a cada uno de los canales.

El nadador es un relato corto original deJohn Cheever, publicado en 1964. Un relato crítico y conmovedor que inspiró una película en 1968, no menos conmovedora y crítica. Y esta a su vez, ya con un contenido desvirtuado sirvió de idea para un spot de televisión para la marca Levi’s, en 1992. Un anuncio que recuperaba la estética de los 50 y el way of life americano, pero con un toque trasgresor con una soberbia canción de Dinah Washington que grabó en 1952 y que se había compuesto (¡oigan bien!) en 1932.

Les hablo de literatura, cine, publicidad, música… ¿Qué tenemos con todos esos ingredientes? Historias, historias adaptadas a públicos y canales en cada momento. Hacia eso mismo nos dicen que se encamina la comunicación en estos tiempos. No nos asustemos, pues. Si hay algo que no entendamos, siempre podemos volver la vista atrás. Lo viejo es nuevo. He necesitado ver como asoman las canas en mi pelo y en mi barba para entenderlo. ¡Qué le vamos a hacer, siempre fui lento de reflejos!

Pere Ferrer, Partner en Agua y Sal Comunicación // Colaborador en el blog Comunicación de Resistencia

Recursos para periodistas

Es normal que en alguna ocasión nos quedemos en blanco y dudemos sobre cómo se escribe correctamente una palabra. Estamos acostumbrados a utilizarlas en numerosas conversaciones pero…. de repente te pones ante el ordenador, vas a escribirla y zas! Ahí está, tu mente duda sobre cómo se escribe. No pasa nada, es normal, a todos o a casi todos nos ha pasado alguna vez. Lo que no tiene perdón es que nos aventuremos a escribirla y lo hagamos de forma errónea ya que son múltiples los recursos que tenemos hoy en día para comprobar y solventar nuestras dudas.

Si estamos en casa es casi imposible que no tengamos el diccionario de lengua española de la Real Academia de la Lengua, aquel diccionario, en dos volúmenes, que a todos los periodistas nos aconsejaron comprar en nuestro primer año de universidad. Es probable también que durante esos años de formación nos hiciéramos con un ejemplar de la ortografía española, otro sobre sinónimos y antónimos y otro, muy útil, el manual de español urgente. Os suena ¿verdad?

Lo cierto es que a menudo con las prisas o las necesidades de nuestra profesión no podemos ojear estos manuales y diccionarios por lo que tenemos que recurrir a aplicaciones o herramientas online.

La Real Academia de la Lengua cuenta con una versión online muy completa. La podemos consultar desde cualquier lugar, nos basta con tener un móvil y conexión a internet para solventar nuestra duda. Tiene una gran base de datos, respuestas a consultas lingüísticas y un completo diccionario panhispánico de dudas.

rae

También podemos utilizar la herramienta que pone a nuestra disposición el periódico El Mundo o El País, allí podremos encontrar los significados de cualquier palabra, traducir del español al inglés y viceversa y nos dará respuesta en nuestra búsqueda de sinónimos y antónimos.

elmundo

A partir de ahora ya no tenemos excusa para cometer errores ortográficos. Ante la duda consultemos siempre herramientas de confianza.

Mi/Tu ‘YO’ como marca/protagonista

La comunicación en estado puro, la interpersonal o grupal, la que no está sujeta a filtros, canales, caracteres, ni redes es rica en matices y puede adquirir múltiples formas, en función del entorno, del momento, del estado de ánimo en el que nos encontremos, de la diversidad del grupo en el que nos movamos o las rivalidades con las que topemos.

Esta es una comunicación mutante y nosotros nos metamorfoseamos con ella. Y la posición que adoptemos, la personalidad que asumamos, dirá mucho de nosotros ante el resto. Seamos eclécticos, pues, mutemos y desconcertemos.

Lo que está claro es que cuando dormimos nadie nos roba el papel de protagonista, cuando despertamos seguimos siéndolo y solo cuando compartimos las primeras palabras con nuestro entorno (parejas, hijos, vecinos, señora de la limpieza…) empezamos a ceder protagonismo frente a terceros.

Esa misma comunicación interpersonal es materia de estudio y aprendizaje también en el ámbito profesional: ya sea protocolo, marketing, ventas, recursos humanos, pero sobre todo lo es para profesionales de la comunicación y las Relaciones Públicas.

La gestión, promoción y ‘venta’ de nuestra propia ‘marca’, nuestro ‘YO’, debe ser rica en matices para que no nos juzguen desde un primer momento y muramos de encasillamiento.

pou2[1]

Nuestros movimientos en público deben ser tan estudiados como los que se preparan en escena, y al tiempo tan naturales que no parezcan impostados.

Bienvenidos al ‘postureo’ de las Relaciones Públicas. Si dominas tu entorno y te ceden protagonismo, asúmelo o declínalo con gusto; si por rango, edad, posición o desconocimiento lo asumen otros frente a ti, no compitas, ejerce de complemento y solo deja tu impronta (con un gesto o comentario certero) cuando sepas que ha llegado tu momento.

No siempre vamos a poder ser ‘protas’ y tampoco es que sea necesario para defender o ‘colar’ nuestro mensaje, los que se empeñan en ello acaban cayendo del pedestal al que se subieron. Pero disfrutemos con esas posibilidades. Hoy triunfo, hoy soy secundario (actor de reparto, como eufemismo), hoy ‘me borro’, hoy soy humilde, mañana guerrero… disfrutemos mientras nos enriquecemos.

Al final, el verdadero ‘prota’ no es el que se lo cree, sino el que consigue que se lo crean terceros. Es una mezcla de buena educación, mejores maneras, sentido del humor, unas cuantas dosis de ironía, sarcasmo, saber observar y escuchar, para poder responder mejor cuando llegue el momento y que quede claro, yo no sé de esto porque lo domino o lo ejerzo. Lo sé porque lo aprendo día a día de mis maestros. Y no me confundan todo esto, por favor, con artes nada nobles como son la pedantería o la arrogancia. Hoy no hablamos de esto. Hablamos como siempre me dice un buen amigo de marketing life o de otro (igual de bueno) que se inclina por el personal couch. 

Y sobre todo, tengan en cuenta que esto vale para cualquier ámbito de nuestro día a día (una reunión de empresa, una mesa redonda, una reunión de vecinos, un afterwork o unas birras en una terraza). Sirve tanto para un cóctel de etiqueta como para un botellón y un buen ejercicio es pasar de uno a otro en el mismo día. Es cuestión de actitud, yo lo he hecho*.

En fin, cuiden su YO, es él quien sale todas las mañanas para ganar su sustento.

Pere Ferrer, Partner en Agua y Sal Comunicación // Colaborador en el blog Comunicación de Resistencia

 

Comunicación en positivo

Somos conocedores de la necesidad de una buena comunicación corporativa, los gerentes de empresas, pequeñas y grandes, son conscientes de los beneficios que pueden obtener al establecer una correcta estrategia comunicativa. Esto está muy bien, hasta aquí ¡perfecto!

67d8bbed8d5cdb05f8127684ffbde24a
vía Pinterest

 

Nuestro problema no es entonces dar a conocer las ventajas de la comunicación de empresa sino el momento que estamos viviendo. Seguramente, provocado por la situación de desconcierto actual, los medios de comunicación no pueden informar sobre noticias positivas porque tanto en cantidad como en calidad ganan las negativas y, lo hacen, por goleada.

No puede ser que no existan acontecimientos positivos, muchas empresas están recibiendo premios, galardones y reconocimientos, algunas de ellas llevan a cabo acciones que merecen la pena transmitir. Y entonces… ¿Dónde están? ¿Dónde se publican? ¿Dónde lo cuentan?

He mantenido esta conversación en varias ocasiones tanto con nuevos emprendedores como con empresarios consolidados y coinciden en un argumento, es el miedo a confirmar sus éxitos empresariales, no creen que deban compartir lo rentable que está resultando su negocio. Piensan que es de muy mal gusto, incluso se avergüenzan de tener que decir  que a ellos las cosas le van bien o muy bien.

Entiendo en parte el argumento, no es lógico que si el vecino nos está hablando sobre sus recientes  fracasos, que le abordemos con nuestros éxitos pero… ¿por qué no lo miramos de otro modo? Es muy posible que las experiencias positivas le sirvan de ejemplo y de motivación. Estarán encantados de por fin poder escuchar buenas noticias y ver que ellos también pueden superarse.

Aquí entra en juego el papel de los profesionales de la comunicación debemos transmitir e intentar cambiar el chip de aquellas empresas, herméticas cuando algo sale bien. Es necesario que la sociedad perciba que no todo va mal, que es posible superar los obstáculos y que todo depende del color del cristal con el que se mire. Debemos comunicar en positivo.

Hacia la comunicación efímera

Las nuevas tecnologías, los hábitos de vida, nuestra realidad socioeconómica  condiciona nuestra existencia. Y la cuestión es ¿ganamos o perdemos calidad de vida con el paso del tiempo?

¿Por qué todo tiene que ser tan rápido? Seguimos debatiendo cual será el papel de los medios de comunicación en un futuro inmediato, por no decir ya, y resulta que nosotros con la ayuda de las nuevas tecnologías y las tendencias de nuestra sociedad, no sólo hemos asimilado sus mecanismos, sino que los hemos sobrepasado.

imagesCAZQD74X

Voy a Mestalla y subo una foto, no me espero a hacerlo después del partido, ya no tendría sentido; estamos en el cumple de Marichuspi y nos etiquetamos en una imagen, no lo hago tras la resaca, ya no estaríamos para risas; me invitan a la inauguración fashion de la frutería de la esquina y me ‘geolocalizo’; voy en AVE a la capi y lo ‘casco’ antes de que arranque la máquina y me quede sin cobertura, ¡válgame dios!*

* Hago un inciso para especificar que todos estos comentarios son en primera persona, no porque sean propios de mi persona, sino para evitar herir sensibilidades de terceros.

Nos hemos convertido en ‘reporteros’ de nuestra propia existencia y la realidad informativa, la de los medios, parece que no nos siga el ritmo. El papel (prensa), salvo para los propios medios y políticos es un refrendo del ayer y por tanto, para la sociedad actual nace ‘viejo’. La radio, a excepción de boletines horarios, asume su condición de espacio de reflexión, opinión y entretenimiento para acompañantes individuales, que no solitarios y la televisión, sin duda, será la que tenga mayor vida, al tiempo que ofrece el resultado más pobre de los tres medios analizados.

imagesCAUVZ4A4

La prensa digital, al igual que la radio digital (la que obvia las ondas) pugna por hacerse un hueco, pero este no se encuentra en sus sitios web, sino que comparte espacio en las diferentes redes y convive con el resto del universo, o sea todos nosotros, en igualdad de condiciones, ya sea página personal o de empresa.

Es decir, nos estamos cargando los medios convencionales y resulta que copiamos su fórmula de inmediatez, pero multiplicada a un 4G por mil. Y convertimos aquel mensaje revolucionario de ‘liberté, égalité, fraternité’ en algo tan tragicómico como ‘paripé, frivolité et superficialité’ cuando analizamos la vida media de un comentario en un muro, la vida media de un tweet, el promedio de vida de un post, las posibilidades de un simple comentario, frente a la viralidad que puede obtener una imagen, la pereza o inconveniencia de ver un video que alguien comparte, si no te viene bien en ese momento, o el rechazo que puede generar el pinchar un enlace de un post a un blog, o un artículo o lo que sea ¿qué secuencia de iluminada dicha tiene que conjurarse para convertir en viral,trending topic o super mega compartido un asunto o tema?

Transitamos hacia una comunicación efímera, sintética y escueta, en la que todos tenemos atril y micro para comunicar y de hecho lo hacemos, pero solo en contadas ocasiones, ese proceso sublime y fantástico de emisión y respuesta, se produce, y se convierte, entonces, en un gozo extraordinario, en el que disfrutan por igual los dos ‘comunicandos’. ¡Pruébenlo! No hagan como mi hija cuando me canta: ‘habla chucho que no te escucho’.

Pere Ferrer, Partner en Agua y Sal Comunicación // Colaborador en el blog Comunicación de Resistencia

Mima tu marca personal

e6b5d711dd4add193bc56b1fc6b7aa35Últimamente podemos escuchar en conversaciones, tertulias, cursos o conferencias la palabra Personal branding o, traducido al español,  Marca personal. Seguro que todos nos hacemos la idea de lo que significa este concepto pero realmente ¿nos paramos a pensar sobre nuestra propia marca? ¿sabemos que nos diferencia de los demás? y ¿Por qué hemos sido los elegidos, o no, entre otras muchas personas?

Tenemos que entender este concepto como nuestro desarrollo personal, pero no basta con tener claro cuál ha sido nuestro recorrido a lo largo de los años. Cuando nos ponemos a plasmar nuestro desarrollo personal y profesional debemos hacerlo elaborando, transmitiendo y protegiendo esa marca que, a partir de ahora,  nos va a identificar. Va a ser NUESTRA marca por lo que lo debemos hacer con sumo cuidado y mucha dosis de mimo.

Se trata de mejorar y mantener la buena percepción que el mundo exterior tiene de nosotros mismos. Para ello, lo primero que tenemos que averiguar es qué percepción tienen los demás sobre nosotros y si coincide con lo que nosotros queremos transmitir. Si nos damos cuenta de que existe incoherencia entre estas dos variables, algo estamos haciendo mal. Si nuestra marca personal no transmite lo que somos deberemos trabajar para conseguir el equilibrio.

el-mejor-negocio-eres-tu-9788415431084

 

En el mercado existen varios manuales que pueden despejar nuestras dudas sobre esto del Personal Branding y cómo empezar a elaborar nuestra propia marca. El mejor negocio eres tu es un libro en el que el fundador de Linkedin, Reid Hoffmann, explica cómo gestionar tu carrera profesional como si de una empresa se tratase

.

La comunicación busca su business angel

Todo sigue su paulatino ritmo de cambios y ellos (políticos y empresarios) miran a otro lado. Creo sinceramente que los empresarios (en muchos casos) no se enteran y los políticos, estos como siempre, no quieren enterarse.
alas

El sector de la comunicación, la publicidad, el de las relaciones públicas, el que conozco y he ido conociendo por el espacio geofísico (eufemismo actual) en el que me desenvuelvo ya no es el mismo (ha pegat un esclafit, que diguem per l´horta). Todo ha saltado por los aires: las grandes cuentas, hasta las grandes agencias, las consultoras, hasta la administración que todo lo podía… No digo que hayan desaparecido cuentas o agencias (que también), pero sí que han sufrido (casi) todas un proceso de retracción, fragmentación o atomización. Y no digo que sea malo, simplemente el escenario es diferente y como tal hay que sobrellevarlo.

La gestión de la comunicación convencional se ha resentido, no acaba de encontrar su sitio, la comunicación en la red, desde hace un tiempo, emergente, adolece de ese término que suena tan raro pero te facilita tanto el llegar a fin de mes: la monetización.

Aspectos a erradicar en la comunicación convencional: que te llame un aspirante a cliente, al que hace dos años ya le pasaste una propuesta.

–         Lo bonito: que se acuerde de ti.

–        Lo chungo: que te proponga desarrollar el plan de comunicación que le hiciste en su momento pero eso sí, con la mitad de presupuesto.

–       Lo peor: que se echen atrás, cuando tú aún estás asimilando la realidad de un mercado a la baja y que te digan que la junta de la organización ha decidido que lo ‘lidere’ una agencia, antes que un freelance, ‘que da más caché, más prestigio’. Algo indignante, carente de humildad y contraproducente.

luces

La comunicación es un proceso personal, porque lo gestionan personas, por encima de marcas y empresas, detrás hay personas. Indignante por la falta de rigor en los que se supone puedan ser los clientes del momento; carente de humildad, por aquello de no compres lo que no puedas pagar y contraproducente, porque no hace falta que explique como puede gestionar una agencia una cuenta de las consideradas ‘pequeñas’.

Aspectos a revisar en la comunicación on line: el otro día participé en una tertulia de radio y uno de los invitados utilizó de cada tres, un término que me costaba asimilar o encajar. Vale, me cuesta ponerme al día, pero ¿es necesario? Atenta directamente contra la comunicación. Noto en la actualidad un uso excesivo de Gadgets (se me permita la expresión, aunque hubiera preferido recurrir a que hay un uso abusivo de una jerga proveniente del terreno de las finanzas, mezclada con aspectos más propios de la programación y sobre todo, una cantidad ingente de tecnicismos del campo de la monitorización y de las preferencias de los buscadores) que complican la gestión de la comunicación. Ya no es el simple: ‘mola lo que has dicho’, ahora interesa decirlo de manera que les mole a mil. O que se lo digan a la periodista que le dejó un video de despedida a su jefe, hasta el potorro de conseguir ‘numeritos’ (cifras: vistas, visitas, likes, viralidad…) para su superior, sin detenerse éste en el contenido que se generaba. Aunque ya circula la réplica de su jefe utilizando mismo canal y misma escenografía, ¡qué listo!

En cualquier caso, me complace comprobar como se impone una mentalidad que apuesta por lo colaborativo porque si nos hemos atomizado o fragmentado en mil pedazos, lo suyo es que abramos vías de colaboración como las que ofrecen términos que ya me atraen más como: coworking, incubadoras de ideas, foros de emprendedores, startups, business angel… La suma de todos ellos nos hace más grandes de lo que lo puedan ser nunca las grandes empresas.

Pere Ferrer, Partner en Agua y Sal Comunicación // Colaborador en el blog Comunicación de Resistencia

¡Feliz Navidad!

Por fin ha llegado una de las épocas más esperadas del año para la mayoría, otros desearan que pasen cuanto antes porque no les aporta nada estas festividades. La verdad es, que si las disfrutamos deleitándonos de cada momento, de cada pequeño detalle, seguro que hay algo en estos días que recordarán como entrañable y les gustaría repetir esa sensación un día sí y al otro también.

Felicitacion AguaySal

Son días de estar con los nuestros, familia, amigos, en fin, esas personas que han sido y serán importantes a lo largo de nuestra vida. Es verdad que al final se trata de una celebración más, con mucha comida y muchas copas levantadas para brindar pero… y si vamos un poquito más allá…. No pensemos en la celebración sino en utilizar como excusa la Navidad para reencontrarnos y disfrutar de esos días, horas y quizá, en muchas ocasiones, escasos minutos. Muchas familias están separadas por kilómetros y kilómetros y no hay nada más bonito que tener unos días para ponerse al día y recargar las pilas con cariño.

Y de los niños no hace falta hablar, para ellos son días llenos de magia, pensemos en sus caritas de felicidad en cada una de las miles de actuaciones navideñas que se viven en todos los coles, están deseando que sus papis vayan a ver lo bien que cantan y tocan el villancico que, con esmero, han ensayado durante los días previos. Y como disfrutan las familias con sus peques paseando por las calles iluminadas y ambientadas con tradicionales villancicos. ¡Todo es especial en estas fechas!

Muchos dirán que ñoñería, pero quizá cuando escribo esto me estoy acordando de mi infancia, como me gustaban estas fechas… y recordarlo me produce sensación de felicidad y alegría, y poder seguir compartiendo estos días con la familia me reconforta.

En fin, que lo único que queda decir es que el equipo de Agua y Sal Comunicación os desea una felicísima Navidad y por supuesto os recomienda que viváis cada minuto con muchísimo cariño y exprimiendo cada momento al máximo.

Feliz Navidad y un 2014 plagado de alegrías.