Cuando la comunicación se vende a peso

La realidad de una agencia de comunicación y RR.PP, incluso las de marketing y publicidad, está sujeta a la competición de los concursos, a pelear por una mejor propuesta cuando te llaman para pasarte briefing y vas todo orgulloso y al final de la reunión te dejan caer de manera aséptica: ‘…he pedido tres presupuestos más’.RP vacía

Desde luego, la competición es sana, te activa, te espolea, te mantiene al día y alerta, pero la crisis, de forma inevitable, también nos ha dejado formas más ásperas, presus más pobres, sobre todo en la órbita administrativa donde la oferta más económica (cuando no se trata de creatividades) es la que gana de manera sobradita, mientras las otras, quizá mejores, se quedan en la estacada. ¡Qué se lo digan a las grandes multinacionales de construcción e infraestructuras cuando se quejan que presupuestaron a la baja el Canal de Panamá o el AVE a la Meca y luego no les salen las cuentas! No todo debe ceñirse al precio ¿Dónde quedan sino valores como calidad, solvencia, creatividad, impacto, retorno…?

Igual que en el campo de la publicidad la creatividad no solo se presupone sino que se valora, también llevamos mucho tiempo peleando en nuestra agencia para que la gestión de comunicación se valore por su aporte creativo y no solo por su coste económico.

La experiencia, tu forma de trabajar, tu estilo, tu capacidad en la redacción, tus contactos, tu accesibilidad a los medios o públicos de interés, tu función de Relaciones Públicas, tus bases de datos… son algunos de los aspectos que conforman la gestión de la comunicación de una manera personalizada. No todos prestamos el mismo servicio, aunque trabajemos en el mismo campo de actividad. Por eso sería importante que las empresas madurasen y valorasen cual es para ellos el beneficio de nuestra participación y que no se trata de ‘salir’ a toda costa, sino de tener algo importante que decir. Al tiempo que el calendario de la gestión de comunicación debe tener su continuidad en el tiempo y no aparecer o desaparecer según se le antoje a la dirección de la empresa, porque eso nos aleja de la posibilidad de poder ser noticia.

Comunicar no es una cuestión menor que diría por ejemplo Rajoy, aunque él le dé tan poca importancia a este positivo ejercicio.

Cuando comunicar es algo tan básico como respirar

En Agua y Sal Comunicación seguimos asimilando a diario que una función básica de las organizaciones y empresas, al igual que ocurre con las personas es la de COMUNICAR y su objetivo es igual de básico: dar a conocer, generar visibilidad, conocimiento, informar, persuadir (sin esa connotación negativa a la que nos hemos acostumbrado), defender una posición, ser referencia, socializar y en última instancia, atraer.

Photo: www.reasonwhy.es
Photo: www.reasonwhy.es

Por poner un ejemplo, un profesional de la comunicación asume que su acción tiene un recorrido que dota de visibilidad a sus propios pasos. Eres ponente en una mesa de debate de tu sector, pues comunicas a priori, a tus diferentes públicos y a través de tus canales habituales, comunicas in situ a los asistentes e incluso puedes generar interacción entre los ausentes (redes, streaming…) y comunicas conclusiones a posteriori.

Pero da igual que seas ponente, que asistas a un evento o que lo coordines para la empresa que trabajas, o se trate de una jornada, un congreso, una feria, una firma, un convenio, una inauguración… todo está salpicado por la comunicación y esta función debe ser coherente entre los dos planos que nos movemos en la actualidad, físico y digital. Debe existir un equilibrio entre ambas y que lo que traslademos de nuestra función comunicativa en la red coincida con nuestra forma de ser y actuar in person. De lo contrario, estaremos ‘vendiendo’ un producto adulterado.

Por eso es importante encontrar ese equilibrio para que los dos planos en los que nos movemos hoy en día, complementen y refuercen la imagen que terceros puedan tener de nosotros.

No se trata de ‘cantarlo’ todo, aunque haya alguien de tu entorno que te tache de ello. Se trata más de ensayar, en nuestro caso, esa vena creativa; implantar una estrategia de marca personal y de nuestra función profesional o de empresa que nos reporte por si misma credibilidad y originalidad entre los nuestros y ante otros públicos a los que les pueda interesar nuestra manera de entender la comunicación, porque ésta ha cambiado. Y si generas ese feedback, tendrás la señal inequívoca de estar vivo y respirando, es decir, comunicando.

Contra el cansinismo mediático

Estos días leer la prensa en Valencia, escuchar la radio o recurrir a cualquier otro medio resulta un tanto monotemático, solo se habla de: políticos (en su inmensa mayoría del PP) investigados, anteriormente conocidos como imputados; y si nos refugiamos en el espectro nacional el asunto se divide en dos subtemas: ‘merder’ post electoral, les recuerdo que hace dos meses que tuvimos elecciones, aunque no tengamos gobierno, salvo en funciones y el segundo subtema, más de lo mismo, otra vez políticos investigados, más corrupción, más paseíllo por los juzgados…

 

Imagen de El País
Imagen de El País

Y los que nos dedicamos a esto de la comunicación corporativa o empresarial estamos a un paso de lanzar un grito desesperado a modo de ¡BASTA YA! Por favor, pasen página vuesas mercedes, aquellas que están por encima del bien y del mal y marcan la línea editorial a seguir y recuperen un tono creativo que defienda o destaque la iniciativa empresarial, la de las asociaciones u organizaciones en su quehacer diario, los hitos de los emprendedores, los logros de aquellos que innovan, investigan, los triunfos de esas personas anónimas de las que te alegras que sean noticia y desterremos a las páginas de tribunales ‘tota eixa merda que apareix a punta pala’ que nos parecía surrealista y que incluso se presentaba como reveladora, algo que ya se está convirtiendo en un circo grotesco que, de acuerdo, no conviene olvidar, pero los que nos dedicamos a la comunicación preferimos que más que ‘la pena del telediario’, caiga sobre todos estos personajes una sentencia firme que los exculpe o los mande al trullo, pasando por caja, eso sí, y reponiendo para el erario público todo lo sustraído ¿Es mucho pedir? A todos nos gustaría.

El único consuelo que nos queda para no caer en un tedio que además no deje hueco en los informativos, ni páginas en los periódicos es el de saber que en los medios la actualidad manda y los temas continuados en el tiempo cansan y ellos también se acaban cansando y llega un momento en el que sin saber por qué comienzan a mirar a otros frentes, a poner el foco de la noticia en otro lado y quién sabe, quizá se detengan en algo interesante, en algo que les propusiste y que, de repente, ven con los ojos de lo ‘noticiable’.

Así que, ya saben mis tocayos, sitúense en un punto estratégico para cuando se mueva ‘la alcachofa’, para cuando realice ese balance de blancos la cámara, para cuando se les caiga un tema, para cuando, en definitiva, decidan… pasar página. Ganarán todos, pero, sobre todo, la audiencia.

Pere Ferrer

La comunicación no verbal científica o el ojo que todo lo ve

La comunicación es como un ente superior, está tan presente en todo…, todo está tan sobado por su divina mano que nada queda al azar, ni a la improvisación, ni es baladí, ni cosa del libre albedrío… La comunicación todo lo puede y todo lo ve, y la otra tarde, en buena compañía, rodeado de buenos profesionales y organizado por la Asociación Profesional de Periodistas Valencianos (APPV) en colaboración con Florida Universitària y en las magnificas instalaciones de Valencia Lab, Javier Torregrosa sinergólogo y experto en Comunicación No Verbal Científica y Micro expresiones nos dio buena cuenta de ello.

Los que nos movemos por estos lares de la comunicación sabemos que nada es gratuito, pero desde luego, mira que hay miles de micro cosas que, de manera inconsciente, nos delatan ¡Y hay de aquel que se haga con tan oscuro poder, porque tendrá el mundo a sus pies! O el poder en sus manos como rezaba el mismo título de la jornada: ‘Cómo conocer a tu interlocutor. El poder en tus manos’.

Vamos que a mí, que soy de #Marvel hasta las trancas, de repente, me asaltaron la mente el Dr., Extraño, el profesor Xavier, la serie de El Mentalista o aquella a la que el mismo ponente también hizo referencia con Tim Roth de protagonista: Miénteme. Y recordé esa gran sentencia que sirve para poner las cosas en su sitio y que el tío de Peter Parker susurró a su sobrino antes de morir: ‘Recuerda Peter, todo poder conlleva una gran responsabilidad’.

Por eso pienso, en estos tiempos raros que corren, que debemos de hacer de la comunicación, los que nos dedicamos a ello, un ejercicio responsable y ético. Tanto los que profesionalmente se desenvuelven en un medio  de comunicación, como los que nos situamos en el ámbito de la consultoría para organizaciones y empresas.

La comunicación inteligente es aquella que recurre a la verdad. Todo lo demás es desviación intencionada (manipulación, distorsión, rumor, ruido…) Y ahí juega un papel importante la Comunicación No Verbal, porque hasta cuando obviamos dar pistas, nos negamos a comunicar o a desviar la atención, incluso a mentir, nos encontramos que existen un sinfín de herramientas que generamos de manera inconsciente y nos delatan. Me refiero al tono, timbre o entonación de nuestra voz, o a todo lo que tiene que ver con nuestros gestos o movimientos: giros de cabeza, movimientos de hombros, parpadeos, dirección de nuestra mirada, el uso de nuestras manos, incluso micro picores (de los que se han catalogado hasta 200 y cada uno indica una cosa diferente)… Todo ello nos da pistas de la veracidad de nuestro mensaje o del que nos traslada nuestro interlocutor, porque recordemos que, según estudios científicos, en un proceso de comunicación, el peso de la palabra solo es del 7%, el tono, timbre o entonación de nuestra voz se lleva el 38% y el 55% restante corresponde a la comunicación no verbal. ¿Cómo te has quedado?

Cuántas veces hemos escuchado esa sentencia que reclama: No me juzgues por lo que digo, sino por lo que callo. Quizá sea el momento de comenzar a tenerla en cuenta, pese a la complejidad que conlleva, aunque siempre podemos contratar a un Mentalista o a un especialista en Comunicación…

  

¿Qué modelo de comunicación se impone tras las elecciones?

Esto no es un análisis post electoral

Imagen de iloveclicks
Imagen de iloveclicks

Tras la (sufrida y larga) pre campaña, la (cansina) campaña y el posterior recuento electoral, sin entrar en análisis post electorales, no hemos venido a eso, una cosa ha quedado constatada: se confirma que vamos hacia un nuevo escenario político, una nueva forma de hacer política, pero más importante que todo ello, se impone una nueva forma de comunicar, de gestionar la comunicación.

¿Por qué decimos todo esto? Sencillamente, porque el ‘plasma’ ha muerto, el ‘no comment’, las comparecencias sin atender preguntas (porque a esto no se le puede llamar rueda de prensa) o el conocido ‘aixó hui no toca’, no solo han quedado atrás sino que han pasado factura a sus acólitos.

La comunicación no es un filtro, un escudo, un parapeto,  como lo han entendido algunos (PP), la comunicación es un canal y eso exige preparación y perfiles formados, no lo que encontramos tras el líder de Ciudadanos, por ejemplo. Rivera es humano y se le hizo larga la campaña y sus candidatos no han dado la talla (contrato único, violencia machista, IVA a productos básicos…).

Es verdad que esta ha sido una campaña a la americana, quizá la primera en la que se han soltado el pelo unos y otros y tanto a candidatos como a los equipos asesores, la bisoñez en estas lides les ha pasado factura (tics de Rajoy, axilas de Iglesias, genio subido de Sánchez, bailes de Rivera… de todo ha habido).

Y al ser una campaña a la americana, el terreno en el que se ha jugado ha sido la TV y eso se traduce en la necesidad de una labor actoral, que suene pero que no sea improvisada, aunque el agravante de la TV es que nos devuelve superficialidad, más que análisis. En esto último es donde debe hacer un esfuerzo la prensa en papel, o se exige en ofrecer análisis, en estos tiempos, o se queda ‘sin silla’.

Y también al ser una campaña a la americana también ha hervido a gran ebullición la red, eso si, sin generar interacción y réplica por parte de los responsables de perfiles tanto de candidatos como de las siglas a las que representan.

En definitiva, y esto ya no solo va para formaciones políticas o candidatos, sino también para empresas, organizaciones y portavoces, se impone la comunicación profesional y preparada, porque ésta más que nunca debe ser ágil y próxima, de lo contrario no se da la talla y, además, se corre el riesgo de que se te pueda pasar ‘la vez’ para siempre.

Y ahora el reto ¿serán capaces de dialogar y formar gobierno? La comunicación va a ser la clave, también, en este proceso que ahora se inicia.

 

Pere Ferrer

10 libros que no puedes dejar en el olvido

Hoy es el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor, el objetivo de su celebración es fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual. El motivo por el cual se eligió el 23 de abril como clave para ensalzar la literatura, es debido a la coincidencia de la muerte de tres grandes autores,  Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega en dicha fecha.

6cc13a02f82bf1d8045cdff3a5ecf7a8
Vía Pinterest

Para celebrar este día se nos ha ocurrido hacer nuestras diez recomendaciones personales. Las obras que mencionamos a continuación no dejan indiferente a nadie y deben ser leídos en más de una ocasión para volver a revivir las historias narradas y descubrir detalles que en nuestro primer contacto pasaron desapercibidos. No están en orden de preferencia, todos y cada uno de ellos tienen un 10.

Cien años de soledad de Gabriel García Márquez. Esta obra narra la historia de la familia Buendía a lo largo de siete generaciones en el pueblo ficticio de Macondo. Premio Nobel en 1982 es considerada como una obra maestra de la literatura hispanoamericana y universal.

El tiempo entre costuras de María Dueñas. Narra la historia de Sira Quiroga, una joven modista que se ve obligada a fundar un taller de alta costura en Tetuán. Recientemente hemos podido disfrutar de su adaptación a miniserie de televisión que resultó ser todo un éxito.

La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joël Dicker. Es una novela de suspense sobre el asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire.

El amor en los tiempos de cólera también de Gabriel García Marquez. Narra la vida de tres personajes a finales del S XIX en la ciudad costera de Cartagena (Colombia). Se trata de un círculo amoroso existente entre los tres personajes principales: el doctor Juvenal Urbino, Fermina Daza y Florentino Ariza.

Once minutos de Paulo Coelho.  La novela relata la vida de Maria, una joven de una aldea remota de Brasil. A partir de desengaños amorosos en una etapa temprana de adolescentes, María desarrolla un odio por el amor y decide buscar fortuna en Suiza.

Dispara, yo ya estoy muerto de Julia Navarro. Es la historia de dos familias que persiguen sus sueños y luchan por sobreponerse a su propio destino.

El perfume de Patrick Süskind. Otra de las novelas adaptadas con éxito a la gran pantalla. Jean-Baptiste Grenouille no despide ningún olor por lo que es invisible para todo el mundo. Al mismo tiempo posee un olfato prodigioso que le permite percibir todos los olores del mundo. Desde la miseria en que nace, el protagonista escala posiciones sociales convirtiéndose en un afamado perfumista.

Crimen y Castigo de Fiódor Dostoievski. La historia narra la vida de un estudiante en San Petesburgo. Este joven ve truncados sus sueños por la miseria en la cual se ven envueltos él y su familia. En búsqueda de dinero llega a conocer a una anciana prestamista, en cuya casa empeña algunos objetos de valor.

El principito de Antoine de Saint-Exupéry. Un piloto se encuentra perdido en el desierto del Sahara tras sufrir un accidente con su avión. Conocerá a un pequeño príncipe proveniente de otro planeta. La historia tiene una temática filosófica, donde se incluyen críticas sociales dirigidas a la extrañeza con la que los adultos ven las cosas. Estas críticas a las cosas importantes y al mundo de los adultos van apareciendo en el libro a lo largo de la narración.

El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, es otro de los clásicos adaptado al cine. En esta obra un joven Gray desea ser conservado con belleza, tal cual ha sido retratado por Basil. Su deseo se cumple y el retrato irá envejeciendo mientras él continua joven y bello.

Estos son los 10 libros que os recomendamos en el Día Internacional del Libro. Si queréis proponer algún título, estaremos encantados de nuevos descubrimientos.

 

 

 

 

 

¿Qué puedo pedir a mi agencia de comunicación?

Las agencias de comunicación refuerzan la imagen de la empresa

Un departamento o agencia de comunicación refuerza la imagen de la empresa y gestiona una posible situación de crisis intentando que el daño en la reputación sea mínimo. No se trata de hacer invisible el problema sino de manejarlo para que se convierta en oportunidad.

Resuelven problemas entre departamentos trabajando la comunicación interna de la empresa

El encargado de la comunicación de la empresa puede mejorar la comunicación entre departamentos para evitar futuros problemas por falta de relación entre unos. En ocasiones la empresa da visiones contradictorias porque los departamentos no se han comunicado correctamente. Cada una de las áreas de una compañía es muy importante, de hecho un departamento no puedo existir sin el otro, trabajan por una visión común y por ello deben estar informados y en relación constante para que lo que se transmita sea el mismo mensaje.

La agencia traslada a la sociedad las actuaciones de la empresa

El experto en comunicación corporativa comunica y apoya en la transmisión del mensaje, ayuda a que la sociedad tenga conocimiento sobre aquellas acciones de la empresa que les puede afectar o no. Se trata de reforzar la reputación y el reconocimiento de la sociedad hacia la empresa. Ayudará a crear una opinión positiva, coherente con los valores de la compañía. Las empresas tienen su identidad y sus valores y con ellos se forman una reputación. Es esa reputación la que cuida la agencia de comunicación para que lo que se transmita sea los pilares de la empresa.

La agencia ayuda a conseguir más presencia de la empresa en la sociedad

No todas las empresas son grandes empresas como Coca Cola o Iberdrola pero todas tienen mensajes que transmitir. Todas las empresas hacen acciones que pueden convertirse en hechos noticiables. El periodista conociendo los formatos, espacios y tiempos de los medios logrará hacerse hueco para que las noticias relevantes sean trasladadas a la sociedad a través de los medios de comunicación.

Comunicación de crisis corporativa

Todos estamos en riesgo. Las compañías deben de contar con la posibilidad de tener que enfrentarse a una situación de crisis. En momentos en los que sucede algo así, hay que reaccionar con rapidez, pero con prudencia y con mucha dosis de humildad y transparencia. Nos podemos equivocar, pero hay que aceptarlo y solucionarlo. Os damos unos consejos básicos:

Manual

Lo primero y más importante es contar con un manual que nos facilite la actuación llegado el momento de la crisis. Se trata de un documento que recoja los mecanismos básicos de actuación y el nombre de aquellos que forman parte del comité (directivos, responsables de área y departamento de comunicación).

Lo ideal es que la compañía pueda evitar errores propios, así no tendremos que llegar nunca a utilizarlo. Pero, si llegado el momento, tenemos uno preparado, todo será más rápido y fácil y evitaremos el pánico inicial.

Prudencia y humildad

Lo siguiente será recopilar toda la información del problema y cuando lo tenemos localizado e identificado aceptar el error con humildad. Nunca mentiremos ni daremos información falsa o confusa.

El silencio no vale

No podemos dar la callada por respuesta porque lo único que conseguiremos es enfado por parte de los afectados y de la sociedad en general. Responderemos siempre a una situación de crisis y lo haremos con transparencia, informando sobre cómo vamos a solucionar el embrollo.

Monitorización

Para poder adelantarnos a las opiniones negativas y de desprestigio tendremos que conocer lo que dicen de nosotros en los distintos canales sociales (medios, redes, grupos influyentes en la sociedad, etc). Nos será más fácil fijar estrategias de comunicación que puedan proteger nuestra reputación, pasando siempre por escuchar aquellas opiniones que nos proponen mejorar en algún aspecto y llevándolo a cabo, si está dentro de nuestras posibilidades.

Cuidar la comunicación interna / proveedores

No podemos descuidar a nuestros trabajadores, ellos forman parte de la compañía y como tal, deberán estar informados en todo momento. Además, son nuestros primeros suscriptores y nos podrán ayudar a trasladar nuestros mensajes a la sociedad a través de su entorno. Del mismo modo, debemos ser transparentes con nuestros proveedores ya que a ellos también les puede afectar nuestra crisis.

 Empatía con los afectados

Tendremos que resarcir a los afectados. Primero son las personas y por lo tanto la solución pasa por recompensar al afectado, que se sienta tenido en cuenta.

Reelaborar el manual de crisis

Al final deberemos recapacitar y poner sobre el papel lo que ha funcionado y lo que no, de manera que vayamos mejorando nuestro manual de crisis y nos ayude en próximos acontecimientos que puedan dañar la imagen o la reputación de nuestra compañía.

Si actuamos como toca conseguiremos el objetivo final que es recuperar la normalidad en el menor tiempo posible y sacrificar al mínimo nuestra reputación para evitar la pérdida de credibilidad.

¿Cuestión de imagen?

La figura de Presidente de Parlamento se está convirtiendo en los últimos tiempos en el estereotipo perfecto de la imagen que traslada la clase política a la sociedad. Se puede ser ‘chocho’ o caduco como el señor Posada, tanto como el Gobierno que lo nombró en su cargo. Se podía ser ‘reina por un día’ como Bono en su momento, cada vez que soltaba su discurso didáctico que removía de sus asientos a todas sus señorías, incluso las que provenían de su mismo partido. O un poco Jekyll y Hyde como el señor Cotino al descolgar su teléfono. Esto da para ponerse y no acabar, seguro que cada uno en su territorio y más desde que cada escasos 300 kilómetros hay un Parlamento, todos encontraran casos cuanto menos curiosos.

¿Diosdado firma por Adidas?

¿Diosdado firma por Adidas?

Pero lo que me llama la atención de manera chirriante que me daña la vista es el caso de Venezuela y esa moda de convertir el chándal en prenda de etiqueta, tanto es así que la puede lucir un diputado, un candidato de la oposición o el propio Presidente de la Asamblea Nacional. Qué se den de leches en el hemiciclo tiene su aquel, pero que el Presidente de la sala, ejerza como tal con chándal tricolor y lo digo desde el respeto a cualquier enseña, me descoloca.

¿No hay dress code en los Parlamentos del mundo mundial? ¿Será que los políticos están mutando hacia formas desconocidas alejándose del descrédito que señalan las encuestas?

12602[1]

¿Y qué tiene que ver esto con la comunicación, dirán ustedes? Pues mucho, la comunicación no verbal, la gestual, incluso nuestra propia presencia y apariencia son la primera carta de presentación ante nuestros diferentes públicos. ¿Qué pretenden trasladarnos entonces sus señorías chandaleras? Y miren que los de aquí ya infunden poco respeto, por muy puestos que vayan. Pero y estos otros, los del chándal ochentero ¿Son una especie de superhéroes patrióticos al estilo del Iron Patriot(Véase Iron Man 3). Vale, pero ¿por qué si son tan amigos de sus colores patrios (algo que aquí, evidentemente no se entiende, que nos lo digan tras las últimas olimpiadas) lo hacen desde la estética del chándal? ¿Simplemente siguen los patrones de la moda que llega de La Habana? ¿O es una manera también de calar en el pueblo?

¿Qué quieren que les diga? Yo no llevo chándal ni para hacer deporte y nunca me vestiré de bandera. Soy apasionado del fútbol y nunca me he puesto una camiseta de mi equipo, ni he tenido nunca bufanda, ni creo haberme pintado la cara. Fui fallero y me tocó llevar una vez el estandarte, fue una vez y la última. Igual es que en este país, llamado España (algunos muchos) arrastramos un trauma que multiplica nuestro sentido del pudor y ridículo. Igual es que nuestros colores son tan chillones o más que los de Venezuela y la diferencia es que a ellos se la trufa. De ahí que lo hagan a diario, mientras nosotros como mucho nos reservamos para las grandes gestas deportivas, más al estilo de los loresingleses que en la intimidad se puedan vestir de mujeres. ¡Ay, así es la vieja Europa, corrupta y viciosa, pero siempre guardando las formas!

Pere Ferrer, Partner en Agua y Sal Comunicación // Colaborador en el blog Comunicación de Resistencia

Tipos de usuarios en las redes sociales

Las redes sociales forman parte de nuestras vidas, gracias a ellas podemos tener mayor contacto con nuestros amigos o familiares que viven lejos de nosotros o saber que ocurre al otro lado del mundo sólo con echar un vistazo a nuestro muro de Facebook o Twitter. El otro día, WhatsApp dejó de funcionar por unas horas y las redes sociales estaban llenas de alusiones a ello. Es solo un ejemplo de como cuando una de nuestros canales de comunicación habitual dejan de funcionar nos sentimos un poco desubicados.

dab0d16209457ab583cf15dd29539ace
Vía Pinterest

Son algo tan natural ya en nuestras vidas que no podríamos imaginar nuestro día a día sin ellas. Sin embargo, también hay otros integrantes de la sociedad que reniegan de estos nuevos canales y se resisten a abrir un perfil en Facebook, Twitter, incluso se niegan a descargarse el WhatsApp o alguna aplicación similar. Hemos leído mucho al respecto y nos hemos encontrado con algunos artículos en los que se habla de los distintos perfiles en torno a las redes sociales. Lo compartimos con vosotros en esta publicación. Estos perfiles, de los que hablamos a continuación, son los detectados en un estudio  de la Universidad de Winchester y al que ha hecho referencia Baquia en su blog.

Los Ultras son los que no pueden vivir sin las redes sociales. Para ellos estos canales son los únicos para comunicarse con su entorno. Este tipo de usuario puede sufrir des-conexión si no pueden conectarse a las redes. Del mismo modo, los  Negadores pueden experimentar ansiedad si están mucho tiempo alejados de las redes sociales pero en estos perfiles lo curioso es que nunca lo reconocerán, es más, harán alarde de poder vivir perfectamente sin ellas

Los Ocasionales son los que abren sus perfiles en redes pero no son nada activos en ellas, pueden estar varios días sin actualizar sus perfiles o sin comentar nada en ellas. Los Vírgenes son los que acaban de aterrizar en el mundillo social, se trata de un estado inicial y que luego acabarás por situarse en una u otra categoría de usuario, puede ser que se animen y conviertan en ultras o simplemente en usuario ocasional.

Los Rondadores o usuarios pasivos son los que están en las redes pero solo para leer o visualizar los contenidos de los demás, no comentan, no comparten, están vigilantes a las novedades de los demás.

Hay un grupo de usuarios conocidos como Pavos reales que son los que disfrutan mostrando sus éxitos en las redes, seguramente no pasa un día sin que se vea una foto suya subida al Instagram. Les encanta que les sigan y que comenten y feliciten por todo lo que comparten.

Aquellas personas que se introducen en las redes de forma anónima, con un nombre falso, son reconocidos como Fantasmas o, Cambiantes si suelen hacer uso de distintos perfiles falsos. No quieren que se sepa quien son en realidad.

A los Preguntones les gusta mucho generar debate lanzando preguntas para que la gente de su opinión y los Informadores son los que tras leer sus fuentes de información comparten noticias o asuntos que creen interesantes para todos sus amigos de las redes sociales. Si además el usuario es uno de los que está pendiente de la interacción que genera su publicación podríamos hablar de un usuario Sollozante.