Cuando comunicar es algo tan básico como respirar

En Agua y Sal Comunicación seguimos asimilando a diario que una función básica de las organizaciones y empresas, al igual que ocurre con las personas es la de COMUNICAR y su objetivo es igual de básico: dar a conocer, generar visibilidad, conocimiento, informar, persuadir (sin esa connotación negativa a la que nos hemos acostumbrado), defender una posición, ser referencia, socializar y en última instancia, atraer.

Photo: www.reasonwhy.es
Photo: www.reasonwhy.es

Por poner un ejemplo, un profesional de la comunicación asume que su acción tiene un recorrido que dota de visibilidad a sus propios pasos. Eres ponente en una mesa de debate de tu sector, pues comunicas a priori, a tus diferentes públicos y a través de tus canales habituales, comunicas in situ a los asistentes e incluso puedes generar interacción entre los ausentes (redes, streaming…) y comunicas conclusiones a posteriori.

Pero da igual que seas ponente, que asistas a un evento o que lo coordines para la empresa que trabajas, o se trate de una jornada, un congreso, una feria, una firma, un convenio, una inauguración… todo está salpicado por la comunicación y esta función debe ser coherente entre los dos planos que nos movemos en la actualidad, físico y digital. Debe existir un equilibrio entre ambas y que lo que traslademos de nuestra función comunicativa en la red coincida con nuestra forma de ser y actuar in person. De lo contrario, estaremos ‘vendiendo’ un producto adulterado.

Por eso es importante encontrar ese equilibrio para que los dos planos en los que nos movemos hoy en día, complementen y refuercen la imagen que terceros puedan tener de nosotros.

No se trata de ‘cantarlo’ todo, aunque haya alguien de tu entorno que te tache de ello. Se trata más de ensayar, en nuestro caso, esa vena creativa; implantar una estrategia de marca personal y de nuestra función profesional o de empresa que nos reporte por si misma credibilidad y originalidad entre los nuestros y ante otros públicos a los que les pueda interesar nuestra manera de entender la comunicación, porque ésta ha cambiado. Y si generas ese feedback, tendrás la señal inequívoca de estar vivo y respirando, es decir, comunicando.

Deja un comentario