Blog

Ni papel, ni mando: ¿Qué comunicación exige la Generación Z?

Por Álvaro Torres

La comunicación que consume la Generación Z (1994-2010) está lejos de los formatos clásicos. Esto es una evidencia y así lo saben los medios convencionales, que intentan adaptarse como pueden al cambio de paradigma que supone. El papel suena arcaico hasta para gente de franjas etarias de mayor edad, sin embargo, en el audiovisual, un nuevo frente se abre para los y las jóvenes: la televisión, esa caja mágica – o tonta -, se encuentra en el ocaso de su popularidad.

Según datos del portal Statista, la tasa española de penetración de este aparato, que marca los índices de adquisición y consumo, no alcanza el 75% para los menores de 35 años. En resumen, más de una cuarta parte de la camada “zeta” no ve atractivo ni necesario el mínimo uso de esta tecnología. Ser nativo digital ha supuesto la exposición a nuevas herramientas en el contexto de hiperconectividad y estímulos continuos que plantea la era Smartphone.

Nuestros abuelos bajaban – y bajan – de buena mañana al kiosco del barrio a por el ejemplar de Levante, El Mundo o ABC pertinente. Los padres y madres, quizá, prescinden de este formato, aunque ponen casi con total seguridad los informativos matutinos cada día. Sin embargo, los hijos e hijas despertamos al lado del móvil, lo primero que solemos revisar al día. Con un simple clic en el icono de, por ejemplo, Twitter, ya nos inunda una batería de contenidos multimedia de hoy y ayer.

Comunicación horizontal

La información es más amena; el consumo, más íntimo; y la participación en el proceso comunicativo, más apetecible. Las redes sociales como Tiktok, Instagram o Twitch sentaron cátedra a la hora de plasmar un entorno más horizontal en la comunicación, sea informativa o no. Tu abuela lee el editorial del director de El País y tu madre escucha a Piqueras. Ambas en silencio. Tú, nacida en pleno aluvión digital, tienes una cuenta en redes, eres alguien en el escenario que plantea el comunicador.

¿Qué ha supuesto esto? Pues, obviando a los troles inherentes a Internet en todas sus facetas, ha incentivado el consumo de contenido. En Tiktok, por ejemplo, los creadores tienen la opción de responder en nuevos vídeos a los comentarios: tú puedes ser protagonista. Espacios como Reddit han favorecido la divulgación y la democratización de saberes que antes precisaban de paseos hasta la biblioteca para estar a nuestro alcance. Y todo siempre de forma interactiva. Tú compartes; yo comento, añado, corrijo, aplaudo o incluso castigo.

Un ‘Me Gusta’ o un retuit sirven para posicionar los contenidos más arriba o abajo en la lista de virales; los usuarios son los que marcan en el ciberespacio la agenda mediática. ¿Qué quieren que sea noticia? Eso parece que suene en las redacciones de todos lados. El contenido se diseña y expone para la viralización: el consumidor, finalmente, tiene poder de influencia ante un medio.

Grandes colosos de la comunicación han surgido en el medio digital. Ibai Llanos es el buque insignia del infoentretenimiento en la esfera hispanohablante  y fue quien consiguió entrevistar a Messi en su presentación con el PSG. Plataformas como Es.DecirDiario han dado un golpe en la mesa posicionándose como periódicos nativos en RRSS – que no en webs – premiados, reconocidos y consultados masivamente. La radio ha revivido en formato pódcast gracias a algo tan simple y llano como el “Está ahí para cuando gustes”.

Ciao, TV tradicional 

Y es que esta última frase resume el atractivo estructural de la comunicación vía Internet. Cada vez nuestro ritmo de vida es más acelerado y adquirir grabadoras para ver en diferido informativos, partidos o concursos se hace pesado. El alojamiento en streaming ha permitido personalizar los contenidos y generar muchas audiencias segmentadas en base a estos. Siempre con el Smartphone en la mano, lo que quieras estará ahí esperándote.

En definitiva, la reciprocidad de la relación comunicador-público y la posibilidad de tener todo cuando quieras han hecho mella en el colectivo ‘Gen Z’. Las formas de consumir no son las de antes y los medios convencionales lo saben. No son pocas las grandes cabeceras de siempre que se han lanzado a la aventura en Twitch o Tiktok. Sin embargo, resulta sorprendente como sus cuotas de popularidad aquí no despegan. El nuevo público es muy suyo y ha encontrado la comodidad en las formas de expresión nacidas en su propio entorno.

¡Hasta empresas ajenas a la comunicación adoptan las normas que exige el público digital! Piénsalo: ¿cuántas tecnológicas sacan al mercado sus televisores con mandos de teclas numéricas? Estos aparatos están desapareciendo, con un botón de HDMI y uno de Netflix basta. Total, la televisión convencional está en tantos lados que ya ni queremos oír hablar del televisory el escenario del consumo de productos audiovisuales en el futuro será lo más parecido a un supermercado digital. 

Álvaro Torres es estudiante de Periodismo de la Universitat de València y está haciendo sus prácticas en Agua y Sal Comunicación.

Mis prácticas en Agua y Sal, por Vince Bradley

(English version below)

Sobre mí:
Mi nombre es Vince, soy un estadounidense de 21 años. Actualmente estoy estudiando negocios internacionales en la Universidad de James Madison y antes de mi práctica con Agua y Sal Comunicación estudié en la Universidad de Salamanca durante 6 semanas.

Mi experiencia/conclusiones:
Me enteré sobre la posición con Agua y Sal Comunicación a través de una compañía que se llama Euroace. Creí que podía ser una buena experiencia para practicar español y aprender más sobre marketing. Durante esta experiencia aprendí a usar aplicaciones como Canva para editar pequeños videos e imágenes que son utilizados por las compañías actualmente. Además he sido capaz de trabajar con aplicaciones yo ya sabía cómo usar, por ejemplo Photoshop y Powerpoint.

Esta práctica no solo me ha ayudado con mi habilidades de marketing, sino también me ha ayudado con mis competencias de comunicación. Yo me considero un intermedio de español, pero la barrera del idioma a veces resultaba difícil. Por suerte, el equipo de Agua y Sal Comunicación era increíble y encontramos maneras de comunicarnos efectivamente, de forma que siempre completamos nuestros objetivos.


Gracias al equipo
Me gustaría agradecer a todos los miembros de Agua y Sal Comunicación por hacer esta experiencia increíble. Junto con todas las habilidades me las gané, me divertí y me reí mucho también. La paciencia del equipo conmigo y la química entre ellos ha creado un ámbito muy divertido y productivo.

¡Gracias a todos!

English version
About me:
My name is Vince and I am a 21 year old from the United states. I am currently studying international business at James Madison University and before interning with Agua y Sal Comunicación I studied at the University of Salamanca for 6 weeks.

My experience/takeaways:
I heard about the internship position with Agua y Sal Comunicación through a company called Euroace and thought it would be a great way to learn more about Spanish and marketing.
Throughout this experience I have learned to utilize new applications such as Canva to make videos and images that are actually used by companies. I have also been able to work with applications I already knew how to use, such as photoshop and powerpoint in creative and different ways.
Not only did this internship help my marketing skills, but it has helped my communication skills greatly. I would consider myself an intermediate Spanish speaker, but the language barrier still proved difficult at times. Luckily, the marketing team was amazing and we always found a way to accomplish our goals.

Thank you:
I would like to thank all the members of Agua Y Sal Comunicación for making this experience worthwile. Along with gaining marketing and communication skills, I also had a lot of fun and a lot of laughs. The team’s patience with me and the chemistry between them made for an entertaining and productive environment. I wish all the team the best!

Las lecturas de verano de Agua y Sal Comunicación

Como ya es tradición en el equipo de Agua y Sal, aquí os traemos nuestra selección de libros ideales y para todos los gustos que amenizarán los momentos de nuestro verano.

María de Quesada elige «Deus Pátria Família»

Novela ambientada en los años 40 del «Estado Novo» de Salazar en Portugal. Europa se retuerce ante el avance nazi y aparece una mujer muerta en un santuario con un rosario entre los dedos. A partir de ahí, se entrelazan personajes salpicados de luces, sombras, pasados y presentes que van hilando un argumento en el que nos chocamos (aviso de mini espóiler) con el asesinato de Salazar en pleno tumulto ante la Segunda Guerra Mundial. Es muy interesante ponerse en la piel del pueblo portugués durante esta etapa de su historia y conocer sus particularidades, como lo es el protagonismo de Franco, y el régimen dictatorial español, en algunos momentos de la trama. 

Estos guiños históricos demuestran la relación táctica y de conveniencia que ambos dirigentes mantuvieron durante sus regímenes y que fue muy real en los encuentros que tuvieron para reforzar sus posiciones en el contexto internacional. Sin embargo, en esta versión ficionada Salazar no tuvo tanto tiempo. ¡Cautiva! 

Belén Villaroya y su «Santa Teresa is different»

Pues yo acabo de empezar  ‘Santa Teresa is different’, que me ha prestado una compañera muy maja del Coworking, Ana Belén. Se trata de una crónica sobre la vida de Santa Teresa, pero escrita de un modo muy diferente. Su autor es un viajero inglés, Percy Hopewell, que aborda las costumbres españolas de la época de Santa Teresa, coincidiendo con su V Centenario. Hopewell ha querido analizar la vida de una mujer que se enfrentó a la mismísima Inquisición y que se atrevió a desobedecer a la jerarquía eclesiástica porque necesitaba tener ‘hilo directo con Dios”. La verdad es que siempre me ha fascinado la vida de Santa Teresa, pero ahora mismo la estoy descubriendo bajo una mirada muy diferente.

Pere Ferrer ha encontrado el momento de «La niña amarilla»

En este inicio de verano yo he optado por ‘Mi Niña’ la que tenía pendiente desde hace unos meses: ‘La niña amarilla’ de mi compi María de Quesada. No sé cómo lo verá el resto, pero para mí es un libro que requería leer en su justo momento. Necesitaba tener predispuesto cuerpo y mente, igual fue porque también viví de manera intensa y próxima su periodo de gestación y posterior presentación o quizá por la temática que aborda del suicido en primera persona a través de más de una veintena de testimonios reales. Pero justo hace unas semanas decidí que era el momento y cada noche me enfrasqué en una historia diferente, cuyo nexo común, eso sí, es que todas esas personas que lo pensaron o lo intentaron consiguieron ‘retomar el vuelo’ y adquirieron el valor de contarlo como terapia para ellos y como canal de ayuda para el mundo entero. ¡Tan brillante como el amarillo de un sol de agosto a mediodía! Muita força, María.  

María José Moreno opta por «Yo no reuncio»

Durante las vacaciones, he aprovechado para leer mis últimas adquisiciones en la Feria del Libro. ‘Yo te vi primero’ de Patricia Bonet, una escritora de novela romántica que vive en Valencia, y otro de novela negra ambientada en la segunda guerra mundial, ‘El vuelo del Snegir’ de Nacho López. Dos géneros diferentes que ayudan a olvidar el calor. Ahora, que ya estoy de vuelta, he empezado el que me regalaron por mi cumpleaños. ‘Yo no renuncio’ es la historia de Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres. Una pequeña biografía donde cuenta experiencias, reflexiones y donde intercala pensamientos de otras mujeres que le han inspirado. “Este libro nace cuando me sentí Malamadre por no seguir las normas no escritas de la maternidad. Cuando me di cuenta de que no encajaba en el modelo social de la buena madre que nos enseñaron”, palabras de la malamadre jefa.

Vince Bradly vuelve a «Native Son»

Hace poco volví a leer “Native Son” de Richard Wright, un libro que leí por primera vez en la escuela secundaria. Este libro tiene lugar en la década de 1930 en el sur de Chicago y cuenta la historia de un joven afroamericano que eventualmente se encuentra en problemas con el ley. Es un thriller asombroso, pero también un comentario bien elaborado sobre las relaciones raciales en los EE. UU. que parece casi contemporáneo. Incluso en mi segunda lectura de “Native Son”, logró sorprenderme y me dejó con una sensación de inquietud. Recomiendo encarecidamente este libro, sin embargo, no es para los débiles de corazón.

Cora Raga se contagia de la fiebre ciclista con «Cómo ganar el Giro bebiendo sangre de buey»

El libro en el que llevo ya tiempo sumergida y del que estoy disfrutando, es nada más y nada menos que Cómo ganar el Giro bebiendo sangre de buey, de Ande Izaguiree. Si sois amantes de las grandes vueltas ciclistas, (como es mi caso y el de Pere) sin duda, es lectura obligatoria. Un recorrido apasionante por la historia del Giro d’Italia, fantásticamente documentada, con cientos de anécdotas, y constantes referencias a medios de comunicación.
Una de las cosas que más he disfrutado leyendo este libro, es contarle curiosidades y “batallitas” a Jose, que al final, es quien me ha contagiado el gusto por el ciclismo, como espectadora, eso sí.

Desirée Tornero se sumerge en «Las modistas de Auschwitz»

No sé si es el mejor momento para leer este libro, teniendo una guerra tan cercana, pero lo elegí por que ofrece una nueva mirada sobre el genocidio judío. “Las modistas de Auschwitz” cuenta la historia de las veinticinco mujeres y adolescentes, la mayoría judías, que en medio del horror del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau fueron seleccionadas para confeccionar ropa a medida para las damas de la alta sociedad nazi. Me está costando mucho imaginar ese taller de costura en un campo de exterminio. Una historia cruel que parece no ha servido para mucho.

¿Qué os parecen las propuestas del equipo de Agua y Sal Comunicación? ¡Contadnos en los comentarios!

Mis prácticas en Agua y Sal

Mi experiencia

 (English version below)

Mi nombre es Izzy Marquez, soy estudiante de último año de la carrera de Comunicación con especialización en relaciones públicas en la Universidad James Madison de Virginia. Este verano he tenido la suerte de participar en el programa de prácticas laborales que Agua y Sal Comunicación y Euroace me han ofrecido y así, he trabajado en Agua y Sal Comunicación como becaria durante un total de seis semanas. Gracias a mi estancia en València, no solo he adquirido conocimientos culturales, sino también habilidades prácticas que utilizaré en mi futura carrera. 

Adaptación a la cultura española en un entorno profesional

En los Estados Unidos, el trabajo puede parecer abrumador y como si nunca se acabara. Así, el mayor choque cultural para mí en el lugar de trabajo es lo relajado que era trabajar en el equipo de Agua y Sal Comunicación. Aunque la gente estaba trabajando todo el tiempo aquí, era normal salir de la oficina y tomar un café en la cafetería de la calle. 

Antes de empezar a trabajar en Agua y Sal Comunicación, me daba miedo sentirme como una extraña. Sin embargo, primer día que trabajé aquí se demostró que estaba equivocada. El ambiente en la oficina es agradable y acogedor. Se nota que este equipo se preocupa por los demás y son amigos fuera de la oficina. De nuevo, esta fue una experiencia nueva para mí porque nunca había trabajado en un lugar donde todos los miembros de la oficina fueran amigos. 

Reto COVID

Como becaria, tenía mucha libertad para adaptar mi trabajo a mi horario, ya que Euroace tenía muchos eventos en marcha. En particular, me vi en una situación complicada cuando cogí el COVID-19 a mitad de mi estancia en España. En Agua y Sal Comunicación me comprendieron y entendieron que necesitaba estar en casa para recuperarme de la enfermedad. De hecho, pude quedarme y trabajar con mi portátil cuando me sentía con fuerzas. Tampoco me presionaron para que viniera a trabajar si me sentía con poca energía o si tenía otros síntomas de Covid.

Esta experiencia me demostró lo valoradas que están todas las personas en Agua y Sal Comunicación. 

También fue difícil acostumbrarme al idioma, lo que puede haber sido una de las mayores barreras a superar. Crecí sabiendo español desde niña, ya que mis padres emigraron de México a los Estados Unidos. Sin embargo, el español que se utiliza en México tiene muchos dichos y palabras diferentes en comparación con España, pero en Agua y Sal Comunicación me ayudaron mucho y siempre se aseguraron de que entendiera lo que querían decir. Aunque fue un reto, el equipo hizo todo lo posible para explicarme las tareas. 

Aprender habilidades profesionales

Una de las principales razones por las que decidí hacer este programa durante el verano es para adquirir conocimientos profesionales. Nunca he trabajado en ninguna agencia de comunicación o relaciones públicas hasta que llegué a Agua y Sal Comunicación. La Universidad James Madison me preparó a fondo para trabajar en mi especialidad, pero he aprendido a utilizar lo que aprendí en la oficina. Agua y Sal Comunicación me enseñó a utilizar diferentes aplicaciones que utilizaré el resto de mi carrera.

Ahora sé cómo utilizar Canva, y esa es una nueva habilidad que he adquirido mientras estaba aquí. 

En la Universidad James Madison, he reforzado mis habilidades de escritura para poder utilizarlas en la vida real. Trabajar aquí me empujó a escribir sobre cosas de las que no tenía mucho conocimiento y me animó a salir de mi zona de confort. 

Gracias

Estoy agradecida por haber trabajado con un equipo tan maravilloso que ha hecho crecer exponencialmente mi visión de lo que será mi carrera. Agua y Sal Comunicación es uno de los mejores ambientes de trabajo que he encontrado. Siempre recordaré esta aventura, ya que me ha convertido en la profesional que soy ahora. Gracias a Agua y Sal Comunicación por acogerme en su espacio.

My experience

My name is Izzy Marquez, I am a senior Communications major with a concentration in public relations at James Madison University. This summer I was lucky enough to have partaken in what Agua y Sal and Euroace have had to offer me. I worked at Agua y Sal as an intern for a total of 6 weeks. Through my time in Valencia, I have not only gained cultural insight but also practical skills I will use in my future career. 

Adapting to the Spanish Culture in a professional setting

In the United States, work may seem overwhelming and almost like it never stops. The biggest culture shock to me in the workplace is how laid back working it was to be part of Agua y Sal’s team. Although people were working the whole time here, it was normal to go out of the office and get a coffee at the cafe down the street.​​ 

Before starting work at Agua y Sal, I felt anxious that I would feel like an outsider. I was immediately proved wrong on my first day working here. The environment in the office was friendly and welcoming. You can tell that this team cares about each other and are friends outside of the office. Again, this was a new experience for me because I have never worked in a place where everyone in the office had a friendship. 

COVID challenge

As an intern, I had a lot of freedom to adhere my work to my schedule as Euroace had many events going on. I was particularly put in a bad situation when I got COVID-19 halfway through my time in Spain. Agua y Sal was more than accommodating and understood that I needed to be home to recover from being sick. I was able to stay home and work on my laptop if I felt that I was up to it. There was no pressure to come to work if I felt that I was low energy or was dealing with other Covid symptoms.

More than anything, this experience showed me how valued all individuals are at Agua y Sal. 

The language was also difficult to get used to which may have been one of the largest barriers to overcome. I grew up knowing Spanish my whole life since both of my parents immigrated from Mexico to the United States. The Spanish used in Mexico has many different sayings and words compared to Spain. Agua y Sal was very helpful and always made sure I understood what they meant. Although it was a challenge, the team here did everything to explain things to me. 

Learning Professional Skills

One of the biggest reasons I decided to do this program over the summer is to gain professional knowledge. I have never worked in any communications or public relations agency until I came to Agua y Sal. James Madison University thoroughly prepared me to be equipt to work in my major but I have learned how to apply what I learned at the office. Agua y Sal taught me how to use different applications which I will use for the rest of my career.

I now know how to use Canva which has been a  new skill I have acquired while being here. 

At James Madison University, I strengthened my writing skills so that I can use them in real-life instances. Working here pushed me to write about things I did not have much knowledge about and encouraged me to go outside of my comfort zone. 

Thank you

I am grateful to have worked with such a wonderful team that has exponentially grown my grasp of what my career will look like. Agua y Sal is one of the best working environments I have ever encountered. I will always remember this venture as it has further shaped me into the professional I am becoming. Thank you to Agua y Sal for welcoming me into their space.

Izzy Márquez es estudiante de Comunicación y RR.PP. de la Universidad James Madison University (Virginia) y ha realizado sus prácticas en Agua y Sal Comunicación. La puedes encontrar en Instagram como @issis.marquez

Las redes sociales: pasado, presente y futuro

El 30 de junio se celebra en todo el mundo el Día de las Redes Sociales. Las redes sociales han recorrido un largo camino desde sus orígenes, y han evolucionado hasta convertirse en una actividad en la que gran parte del mundo participa cada día.

¿Cómo empezaron las redes sociales?

Las redes sociales comenzaron como una forma de conectarse con otras personas a través de la red. Las primeras webs de contactos sociales comenzaron a principios de la década de 2000 con páginas como “Six Degrees” y “Friendster”. Estas primeras plataformas introdujeron la idea de que la comunicación es bastante accesible y entretenida a través de las posibilidades de Internet. A medida que la tecnología crecía, la comunicación lo hacía con ella.

LinkedIn se creó entonces manera de hacer crecer tu red profesional. Este sitio se originó para comunicarse profesionalmente y para que los individuos encontraran trabajos o negocios en línea conectándose con otros. LinkedIn sigue siendo un sitio de relaciones sociales destacado que se utiliza hoy en día para compartir tus logros profesionales.

A partir de aquí, el microblogging se convirtió en una forma popular de contar a tus amistades y familiares lo que hacías sin tener que decírselo a todos individualmente. Sitios web como MySpace hicieron posible que todo el mundo mostrara dónde se encontraba y sus intereses. MySpace hizo que las redes sociales fueran más personales, permitiéndote mostrar tu personalidad y compartir cosas como la música.

Medios sociales modernos

Facebook siguió poco después a MySpace. También se usaba para comunicarse con la familia y amistades. La principal diferencia es que Facebook combinó todos estos sitios anteriores en uno. De hecho, te da la opción mostrar tu faceta profesional o como una forma de compartir tus pensamientos sobre cualquier asunto. La plataforma añadió características divertidas y únicas, como la opción de crear tu página de empresa, jugar a juegos y hacer compras. Aunque otras plataformas de medios sociales han empezado a dejar de lado a Facebook, se sigue utilizando en todo el mundo y se considera el modelo de algunas de las redes sociales más populares que se utilizan hoy en día.

Youtube se creó en 2005 como una forma de compartir tu propia experiencia compartiendo vídeos. La idea del vlogging (videoblogging) se creó como una forma de llegar a otras personas a través de tu vida diaria, mostrándola. La plataforma acuñó el nombre de “YouTubers”, un nombre utilizado para describir a creadores populares que pueden sacar provecho de la plataforma y crear una carrera a partir de ella. Esto inició la revolución de la creación de contenidos en las redes sociales como una carrera.

Después vino Instagram, una red social empleada principalmente para compartir fotos de tuyas cada día. Aunque la plataforma se creó como un medio para conectar con amistades y familiares, las empresas se dieron cuenta rápidamente de que era una forma fácil y barata de anunciarse y ganar visibilidad. Gracias a ello, nacieron los influencers de Instagram, que hicieron que la “fama” fuera más accesible para cualquier persona. Los influencers mostraron al mundo la diferencia que hace la cantidad de seguidores y cómo las redes sociales como carrera eran una profesión seria con el potencial de hacer una cantidad significativa de dinero.

Entonces apareció Snapchat, que era similar en cuanto a los mensajes de texto, pero permitía que las imágenes y los vídeos fueran la principal forma de comunicación en lugar del texto. Se popularizaron así los filtros de Snapchat, que acabaron con la edición y la “mejora” de tus fotos antes de subirlas a la red.

Todas estas plataformas de medios sociales nos han llevado a la más reciente que tenemos hoy, TikTok. TikTok ganó popularidad durante la pandemia por la diversión que ofrecía cuando el mundo estaba encerrado. Los vídeos cortos de un minuto se convirtieron en la principal fuente de entretenimiento para adolescentes y jóvenes. TikTok hace que el ascenso a la fama sea 10 veces más fácil, todo lo que necesitas es un vídeo viral para lanzarte al estrellato de TikTok.

Las redes sociales han recorrido un largo camino y siguen creciendo cada día. La pregunta es: ¿en qué se convertirán las redes sociales y cómo seguirán cambiando la vida tal y como la conocemos?

Versión en inglés

Social Media: past, present and future

June 30th is celebrated worldwide as a day to celebrate social media. Social media has come a long way from its roots, it has evolved into an activity a large portion of the world takes a part in every day.

How did social media begin?

Social media began as a way to connect with others through an online presence. The first social media sites started in the early 2000s with websites such as “Six Degrees” and “Friendster”. These websites introduced the idea that communication is fairly accessible and entertaining through the possibility of the internet. As technology grew, communication grew with it. 

LinkedIn was then created as a way to grow your professional network. This site was created to communicate professionally and for individuals to find jobs or business endeavours online by connecting with others. LinkedIn is still a prominent social media site used today to share your professional accomplishments. 

From here, microblogging became a popular way to tell your friends and family what you were up to without telling everyone individually. Websites like MySpace made it possible for everyone to show their whereabouts and interests. MySpace made social media more personal, allowing you to show your personality and share things such as music. 

Modern Social Media 

Facebook shortly followed MySpace. Similarly, it was used to communicate with your family and friends. The main difference is that Facebook combined all of these previous sites into one. Facebook has the option to be used as a way to grow your professional appearance or as a way to share your thoughts on any matter. The platform added fun, and unique features such as the option to start your business page, play games, and shop. Although other social media platforms have begun to phase out Facebook, it is still used worldwide and is considered the blueprint of some of the most popular social media sites used today.

Youtube was created in 2005 as a way to share your own experience by sharing videos. The idea of vlogging (video blogging) was created as a way to take others through your daily life by literally showing them. The platform coined the name “YouTubers,” a name used to describe popular creators who can profit off the platform and create a career out of it. This started the revolution of creating content on social media as a career. 

Instagram, a social media site mainly used to share pictures of yourself every day, came after. While the platform was created as a means to connect with friends and family, businesses quickly realized it was an easy and inexpensive way to advertise and gain traction. Due to this, Instagram’s influencers were born, making “fame” more accessible to the average person. Influencers showed the world the difference the amount of followers makes and how social media as a career was a serious profession with the potential to make a significant amount of money.  

Snapchat was then created, which was similar to texting but allowed for pictures and videos to be the main form of communication instead of text. Snapchat filters became popular, which ended in editing and “facetuning” your pictures before uploading them to the web. 

All of these social media platforms have led us to the newest one we have today, TikTok. TikTok gained popularity during the pandemic because of the entertainment it provided when the world was on lockdown. Short one-minute videos became the main source of entertainment for teenagers and young adults. TikTok makes the rise to fame 10 times easier, all you need is one viral video to set off into TikTok stardom. 

Social media has come a long way and is continuing to grow every day. The only question is, what will Social media become next, and how will it continue to change life as we know it?

Izzy Márquez es estudiante de Comunicación y RR.PP. de la James Madison University (Virginia) y está haciendo sus prácticas en Agua y Sal Comunicación. La puedes encontrar en Instagram como @issis.marquez

Literatura que permanece

En este Día Internacional del Libro hacemos homenaje a una de las pasiones que compartimos como equipo: la literatura. Para ello hacemos un breve recorrido por nuestras últimas aventuras a través de vidas ajenas e historias que ahora ya son también un poco nuestras.

A Belén Vilarroya le ha impactado ´´últimamente Chacal, de Frederick Forsyth, y así nos lo cuenta. «Me ha encantado sumergirme en unos años convulsos para la historia de Francia que desconocía por completo. Una trama de espionaje descrita de tal modo que, no solo te imaginas los ambientes en los que transcurre, sino que llegas a experimentar las mismas sensaciones que viven los protagonistas. Y, además, he aprendido un poco más de la historia de Francia y de la política post Segunda Guerra Mundial».

Pere Ferrer ha leído Cuadernos ucranianos y rusos. Una novela gráfica que describe así: «Es cruda, muy cruda, y trata sobre diferentes etapas de la historia reciente de Ucrania y sus vínculos con la antigua Unión Soviética a través de las miserables vidas anónimas y no tan anónimas de personas ucranianas y rusas. Muy recomendable para entender el trasfondo bélico que vivimos estos días y el que sufre el pueblo ucraniano en primera persona».

Nuestra directora, Desirée Tornero, acaba de leer Sira, de María Dueñas. Después de El tiempo entre costuras no ha podido resistirse a acompañar en sus intrépidos viajes a Sira Bonnard – antes Arish Agoriuq, antes Sira Quiroga. «En esta novela se hace pasar por periodista inglesa en Madrid, justo cuando Eva Perón visita España, por lo que en ocasiones me transporto a esos momentos. Jerusalén, Londres, Madrid y Tánger son los escenarios por los que transita la bella e inolvidable Sira».

María de Quesada lleva un año de amor con la literatura africana en lengua portuguesa y esta vez le ha tocado a José Eduardo Agualusa, escritor angoleño y autor de, entre otros, O vendedor de passados. «En esta obra, que a veces parece irreal, irrumpe, sin embargo, el realismo brutal del poscolonialismo en Angola. Una historia contada por una lagartija sobre un señor que vende pasados a quien quiera cambiarlos, porque después del colonialismo y una guerra civil con secuelas hasta hoy, ¿quién no querría cambiar su vida anterior? Con un final impensable. ¡Muy recomendable!».

Cora Raga no puede parar de leer la saga de Los Bridgerton, de Julia Quinn. Su reseña: «Las tramas que dejan abiertas en la segunda temporada de la serie que adapta Netflix me dejaron muy intrigada. Me pudo el ansia por descubrir qué pasaba en la vida de la saga familiar Bridgerton y me enfrasqué en el tercer libro. Hay nueve en total, uno por cada hermano/a y el extra, Te doy mi corazón, que cuenta la historia del segundo hermano, Benedict. Y aunque comienza al más puro estilo “Cenicienta” al final la trama va cobrando forma en una entretenida novela de fácil y rápida lectura, ideal para pasar un rato ameno si te gustan las historias románticas y un poco picantonas. PD: Ya he terminado casi el cuarto libro».

María José Moreno acaba de terminar Por si las voces vuelven, de Ángel Martín y comparte su opinión. «El humorista y guionista de televisión ha escrito un libro que recoge su testimonio en primera persona sobre la locura. El autor experimenta una crisis psicótica y desde su experiencia intenta explicar qué sentía y cómo lo vivía por si puede ayudar a alguien que se encuentre en su misma situación. Además, gracias a la repercusión del libro, ha puesto en marcha un pódcast con el mismo título donde pretende dar visibilidad a las enfermedades mentales».

Y si esto te parece poco, ¡tenemos más aquí!

¡Cuéntanos lo que lees!, nos interesa.

El equipo de Agua y Sal Comunicación

Jóvenes en red

¿Cómo vive la juventud en este mundo virtual?

Los tiempos evolucionan y con ello las maneras de comunicarnos. La gente más joven nos hemos ido adaptando a los nuevos medios, han surgido nuevas redes y han ido quedando atrás las que se solían utilizar hace años. Las personas adultas siguen presentes en las redes que aparecieron antes (como Facebook o LinkedIn), mientras nosotras/os no sabemos ni cómo funcionan y nos hemos iniciado con las que se han convertido en tendencia. 

Tuenti, Musically y más

Hace aproximadamente diez años, Tuenti fue la primera red social con la que la gente de mi edad (tengo 19 años) empezó a introducirse en todo este mundo digital; luego pasamos a Instagram, y desde ese momento hasta ahora seguimos en ella. Además, en 2019 empezó a hablarse mucho de TikTok, que la continuación de lo que antiguamente era Musically. Todas son redes, pero cada una tiene un ambiente para comunicar muy diferente.

Últimamente, se está poniendo de moda la red social Twich, donde streamers transmiten vídeos en directo; aunque a mí, personalmente, no me llama la atención. Instagram se utiliza para subir fotos donde salgas guapo/a y para recibir elogios de quienes te siguen, y para compartir mediante publicaciones, y sobre todo historias, lo que haces en tu vida. No todo el mundo tiene la misma visión de esta red, pero la gran mayoría de la gente la utiliza para hacer ‘postureo’ y dejar ver solamente la parte bonita de su vida.

En cambio, TikTok es totalmente diferente, el ambiente y la comunidad de esta red es mucho más espontánea, subes vídeos de lo que pasa ‘realmente’ en tu vida, cuentas anécdotas graciosas y mucha gente sube vídeos dejando ver tal y como es, cantando o bailando, y con la finalidad de hacerse virales y que el resto te conozca porque «Ohhh, tú eres la del vídeo».

Influencers y haters

Todo esto está muy bien, sirven para entretenerse y muchas veces te sientes identificada con todas estas publicaciones, pero como todo, tiene una parte negativa. La gente que las utiliza muchas veces es gente anónima sin ningún tipo de escrúpulo para decir lo que piensa y muchas veces acabas creyéndote los comentarios de haters o haciendo que tu autoestima dependa de cuántos likes tiene el vídeo o foto, y cuántos comentarios de los que me han puesto son buenos y cuáles no, con lo cual, todo esto también es peligroso porque puede afectar directamente a tu salud mental.

Otro tema interesante del que hablar, y se puede relacionar también con la autoestima, son los y las influencers. Estas personas enseñan su vida a través de las redes: anécdotas, moda, situaciones cómicas, música… Esta gente tiene algo destacable por lo cual se han hecho populares y por ello muchas personas les envidian y empiezan a compararse, y otras muchas les admiran y apoyan.

Redes sí, ¿y en persona?

Pasando a hablar de la comunicación entre la gente más joven, las redes aquí también tiene su parte positiva y negativa. Por un lado, puedes tener contacto con quien quieras en el momento que quieras, y eso realmente es bueno porque estás constantemente hablando con tus seres queridos o con gente con la que directamente quieres comunicarte. El problema puede venir cuando no pasa de ahí y se desvaloriza el estar tomándote algo y hablando de la vida con cualquier amigo en un bar, porque como puedes contárselo por mensajes, ¿para qué vas a quedar con esa persona?

No digo que siempre sea así, pero mucha gente, y me incluyo, ha dejado pasar tiempo hablando por mensajes y sin ver a determinada persona cara a cara y poco a poco se ha ido perdiendo la relación. Esto también se ha visto afectado por la pandemia, es decir, se ha incrementado el estar en casa sin contacto físico y hablar por teléfono, con lo cual, nos hemos acostumbrado a ello.

También hemos dejado de lado los libros físicos para pasar a leer a través de una pantalla y escribir con un teclado en vez de con boli y papel, y eso también reduce la emoción y la intensidad con la que vives el momento de pasar la página y querer saber más de lo que está pasando.

En conclusión, las redes tienen sus partes positivas y sus partes negativas. Sin embargo, nunca tenemos que olvidar que todo está pasando a través de una pantalla y tenemos que vivir nuestro día a día en el mundo real.

Lara Merino es estudiante de Márquetin digital en Capitol y está haciendo sus prácticas en Agua y Sal Comunicación. La puedes encontrar en Instagram como @Larameerino

WATCHMEN

El hastío mediático

¿Qué fue de La Palma y su volcán de Cumbre Vieja? ¿Dónde se metieron Casado y Ayuso? ¿Ya acabó la legislatura en Castilla y León? ¿Cuánto subió hoy la luz? ¿A qué hora pone, finalmente, la Ministra Ribera una lavadora? (ironía). O una más difícil: ¿Alguien recuerda la Prima de Riesgo? Así son los medios y así nos llevan hasta el hastío ¿o son ellos los que ante la caída de las audiencias dan un giro y ponen el foco en otro tema, otro sitio, otro conflicto?

Ya nos vino pasando con la pandemia, algo que siguen estirando, porque los muertos, los de cada día merecen un respeto, pero ya pocos entendemos si los decesos son de las últimas 24 horas, o si corresponden al conjunto del Estado, porque llegó un momento que los números se descuadraron y tan solo retenemos el dato de la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes, aunque vivamos en un núcleo poblacional con un cero de menos y entonces todo se vuelve más porcentual, más abstracto, más de tertulia de café literario para los que vamos más sueltos de palabra que de valores numéricos.

Los medios nunca han sabido relativizar, exprimen los asuntos, los temas y a sus protagonistas hasta dejarlos secos, nos imponen una agenda mediática, sin reparar en que muchas cuestiones no merecen un trato tan pormenorizado, si por ejemplo nos referimos a secciones de ‘corazón’ o ‘sucesos’. Es una opinión.

En cualquier caso, me conmueve la sociedad (personas anónimas, colectivos, ong’s y asociaciones) que estos días y siempre de forma desinteresada se movilizan por las gentes de Ucrania. Del mismo modo que proclamo mi más áspero rechazo a aquellos hipócritas pseudo progres que con la boca pequeña entonan un tibio rechazo a la injustificable invasión orquestada por ese personaje que es Putin, al que le debe haber generado el bótox alguna disfunción neuronal para acabar ordenando semejante perrería.

Y en este caso, si me pego a las noticias es para desear que la cordura se imponga ante tanta barbarie. Necesitamos dejar atrás una pandemia, recuperar nuestra salud mental, nuestra economía, nuestra vida como la conocíamos… Mientras en Ucrania, un país no tan lejano, luchan por salvarla.

¡Qué cesen pronto las noticias sobre Ucrania, quizá sería esa la mejor de las noticias!           

Artículo publicado en la edición de marzo de El Periódico de Aquí. Pere Ferrer Sanchis es consultor en Comunicación en Agua y Sal Comunicación. Podéis seguir las andanzas de Pere en Twitter e Ig.


Gracias y adiós, 2021

¿Cómo has vivido los pasados doce meses?, pandémico, frenética o como sea que te hayas sentido , se está acabando. Toca revisar, rememorar y agradecer, ¿por qué no? lo que nos haya enseñado, para dar la bienvenida a un nuevo año que llega envuelto en lazos de seda mental. ¿Cómo será?, ¿qué nos traerá? Recapitulemos y proyectemos pues, qué sera de «nos» en 2022.

Hemos vivido 2021 como en una montaña rusa: contagiados, confinadas, recuperados, vacunadas, pasando página y en estos últimos días de año, de nuevo preocupados. En lo laboral, primero a medio gas, luego cogiendo velocidad de crucero y acabando atacados. En lo personal y familiar, igual de frenético, porque los hijos e hijas, ya nos lo dijeron y no le dimos importancia, pero no nos permiten bajar el ritmo.

Así que para 2022 proyectemos mucha paz y perfeccionemos nuestra capacidad de relativizar. Seguro que nos ayuda y ayudaremos sin saberlo a terceras personas.

Pere Ferrer

En el plano profesional, 2021 ha sido para mí un año muy especial porque he entrado a formar parte del equipo de Agua y Sal Comunicación. Un equipo formado por compañeras y un compañero que me hacen sentir valorada y respaldada. A nivel personal, este año también ha sido intenso. Sobre todo, por la maldita pandemia que no da tregua a esta cabecita mía.  Sin embargo, me quiero quedar con lo bueno y me voy a quedar con lo bueno. Con ver crecer a mis hijas, que siempre llenan mis días de cariño, y con tener a mi familia y a mis amistades siempre a mi lado. Y eso es, precisamente, lo que le pido a este nuevo año que está a punto de comenzar. Tener y sentir el calor de mi gente siempre muy cerquita.

Belén Villarroya 

Este año que dejamos atrás ha sido un año de retos. La situación provocada por la pandemia nos está poniendo a prueba a todo el mundo y parece que llegamos a 2022 de la misma manera. En estos momentos, cuando aflora lo mejor y lo peor, me quedo con lo bueno, que ha habido mucho. Siempre gracias a un equipo resilliente y clientes y clientas que nos siguen apoyando. También ha sido el año de La niña amarilla y eso se merece todos los aplausos del mundo.

Al año que estrenamos le pido más empatía con todo lo que está ocurriendo, más comunicación y, sobre todo, más amor en todo lo que hacemos.

Desirée Tornero

En 2021 he recibido muchos regalos, y el más grande ha sido saber que me acompañan en la vida personas de una calidad humana increíble. Ha nacido un proyecto de vida que comparto con todas ellas, La niña amarilla, y que ahora es también de todas ellas. Desde Edurne Pasaban y las personas que dan su testimonio en el libro a mi familia, mis compis de Agua y Sal, mis amistades y aquellas personas a quienes me he ido encontrando viviendo esta increíble aventura, entre profesionales, supervivientes y sobrevivientes del suicidio. Estoy más que agradecida y abrumada del amor que hay en el mundo. Soy consciente del sufrimiento, de la enfermedad, de la muerte, del dolor y de la tristeza que también hay. Sé que forman parte de la experiencia vital y me han enseñado visitándome más de una vez; y, sin embargo, siento que en la balanza de la vida siempre pesa más el amor. Y proyecto más amor para todo el mundo durante 2022.

María de Quesada

Si miramos atrás, el balance es positivo. Buenos recuerdos en familia, proyectos laborales que han salido adelante y sobre todo que veo crecer a mis hijos. Una mirada alegre de tres años que te devuelve a lo importante en los días más difíciles y un preadolescente que cuando le pregunto qué le ha gustado de 2021, me dice que no ha habido apenas enfados y el baloncesto. Lo dicho, ellos saben lo que vale la pena. Para el próximo año, espero con ilusión las sorpresas que deparará y seguir aprendiendo cada día.

María José Moreno

Desde luego resumiría este 2021 con una palabra: SUPERACIÓN.

Este año nos ha puesto muchos retos por delante, montañas que parecían inexpugnables y de las que ahora, tratamos de disfrutar de sus vistas. Aceptando cómo ha sido la escalada hasta la cima, quedándonos con los momentos que han valido la pena y lo que hemos aprendido del trayecto que hemos recorrido de la mano con amor y respeto. Parece un tópico pero este año he sentido como nunca ese sentimiento.

Y en cuanto a propósitos, tiro de nuevo de los más manidos, en 2022 voy a cuidarme más en todos los aspectos de la vida.

Cora Raga

 

La estrategia de comunicación es la clave

La estrategia de comunicación de las empresas y de sus posibles distintas marcas siempre ha sido determinante para alcanzar el éxito empresarial. Otra cosa bien diferente es que, justo ahora, se reconozca más que nunca, debido a ese escenario cambiante post pandemia.

Si algo hemos aprendido quienes somos responsables de comunicación en las agencias es a sacar lecturas positivas tras una situación crítica. Y, vaya, sí lo ha sido y sigue siendo, el hecho de lidiar con un virus que ha afectado al ‘mundo mundial’, si se me permite la expresión.

Son muchas las lecciones aprendidas y es momento de que organizaciones y empresas pongan en práctica las conclusiones que sacan de ellas. Por nuestra parte, las agencias de comunicación, publicidad y/o relaciones públicas deben hacer valer esa función de acompañamiento, de marcar esa nueva senda que la sociedad demanda: mayor transparencia, proximidad y generar canales bidireccionales reales que permitan a las empresas y sus marcas analizar e interpretar los datos recibidos para lanzar respuestas adecuadas. Al tiempo que deben generar estrategias flexibles y cortoplacistas, porque el entorno ya hemos visto que cambia a velocidad de vértigo.   

Cómo nos ven

A las empresas y marcas ya no les vale ‘sacar pecho’ por sus logros, hitos o trayectorias. Tampoco es que carezcan de valor, pero sí que es verdad que el verdadero valor radicará en que quien consume, usuarias, clientela, personas asociadas o como queramos llamarles sigan confiando en nuestro trabajo mañana. Por eso lo importante hoy, en una estrategia de comunicación, es cómo queremos que nos vean mañana como empresa.

Y, desde luego, sin haberlo citado, estamos hablando en todo momento de incorporar la función digital a todos los procesos y en el área de la comunicación; porque la digitalización adquiere un papel, si cabe, más protagonista en el día a día de las marcas, organizaciones y compañías.   

Pere Ferrer Sanchis es consultor en Comunicación en Agua y Sal Comunicación. Podéis seguir las andanzas de Pere en Twitter e Ig.