Un libro para cada momento

Hoy, como cada 23 de abril,  celebramos el Día Mundial del Libro. Un día como hoy, fallecían o nacían Cervantes, Shakespeare, Inca Garcilaso de la Vega y Mariana Alcoforado. Por este motivo, esta fecha simbólica rinde un homenaje mundial al libro y a sus autores y autoras.

Y se dirige en particular a la juventud, para que siga descubriendo el placer de la lectura y respetando la irreemplazable contribución de estas creadoras y creadores del progreso social y cultural a nuestras vidas.

En un momento en la que la mayoría de los coles de todo el mundo están cerrados y debemos quedarnos en casa, podemos usar el poder de la lectura para combatir el aislamiento, estrechar los vínculos entre las personas, expandir nuestros horizontes, a la vez que estimulamos nuestras mentes y nuestra creatividad. Desde Agua y Sal Comunicación os compartimos algunas lecturas recientes que nos han marcado por alguna razón.

Un libro para cada momento

Pere Ferrer nos recomienda La reconquista de l’espai públic. València, els nostres carrers i les nostres places, de Joan Olmos Lloréns (Doctor enginyer de Camins i especialista en urbanisme).

Estos días aprovecho para leer, de manera reposada, este título que llegó a mis manos a mediados de enero y que cobra una especial relevancia estos días de confinamiento en los que empezamos a ver de otro modo nuestra ciudad, calles y plazas. El autor abogaba por recuperar la calle para las personas, para los vecinos, los niños y niñas y estoy convencido, que el día que pisemos de nuevo la calle con libertad, con garantías, reivindicaremos, más que nunca, ese espacio como algo propio, como muchos tuvimos la oportunidad de disfrutarlo siendo niños. Lectura reflexiva.

María José Moreno, en estos días de incertidumbre casera, ha vuelto a la novela policiaca y nos cuenta: «Este género me encanta porque te hace olvidar cualquier preocupación para convertirte en un detective que busca indicios sospechosos de todos los personajes. El caso, es que lo he retomado con Cormoran Strike, un investigador londinense y joven militar retirado. Blanco letal es la cuarta novela que bajo el pseudónimo de Robert Galbraith, escribe J. K. Rowling. Un libro que sin duda engancha, bien escrito, y que se desarrolla en la variopinta Londres.Aunque sin duda, el libro que más veces he leído estos días es Tomás el bromista, de la colección de minilibros de la editorial Kalandraka. Lo que tienen los niños pequeños es que si encuentran una buena historia, no se cansan de escucharla. Travesuras y bromas, con rimas, mucho humor y sorpresas. «Tomás era un niño muy inquieto a quien le encantaba esconderse y disfrazarse cuando venían visitas a casa», es el inicio de esta divertida historia.

Dessiré Tornero nos habla de un libro que le regaló su «colega» Pere: La vida es venta. «Como periodistas que somos también, nos hemos tenido que formar para vender. Es una tarea increíble, llena de emoción pero en la que también el fracaso aparece muchas veces. Este libro de Inés Torremocha asegura que el reto es aprender a gestionar estas emociones para poder conseguir una vida y una venta plenas. Me enganchó desde el primer momento gracias a la palabra «vida». La escritora la lleva tatuada en su brazo. Casualidades de la vida, yo también.

 

Cora raga ha escogido La danza de los tulipanes, de Ibon Martín. «Una novela policíaca que se inicia con el hallazgo del cadáver de una mujer junto a la que reposa un tulipán. Toda la trama se desarrolla en la comarca de Urdaibai, en Euskadi, tuve la suerte de haber pasado un verano recorriendo esta zona y me ha encantado viajar desde casa a allí de nuevo. Desde luego la recomiendo os sorprenderá.»

María Gil escoge la lectura El jardín olvidado, de Kate Morton. La muerte de su abuela, Nell O’Connor, lleva a Casandra desde la lejana Australia hasta Cornualles. Allí descubrirá la compleja historia de su familia, hasta ahora desconocida para todos, y el gran secreto que tantos años llevaba guardado. Una niña desaparecida, una historia que se remonta a comienzos del siglo XX, una misteriosa mujer llamada Autora y un secreto familiar que por fin ve la luz. Ingredientes que hacen de El jardín olvidado un libro que atrapa al lector desde el primer momento.

María de Quesada se halla inmersa en una obra filosófica que califica como «brutal»: Tantra illuminated (Christopher Wallis, 2012). Este libro es un viaje fascinante al corazón mismo del Tantra: sus enseñanzas clave, sus linajes fundamentales y sus prácticas transformadoras. Desde que Occidente descubrió el Tantra hace 100 años, ha habido considerable fascinación, especulación y, sobre todo, información errónea sobre este movimiento espiritual. Ahora, por primera vez en inglés, Tantra illuminated presenta una introducción accesible a esta sagrada tradición que comenzó hace 1.500 años en el norte de la India. Traducido de fuentes sánscritas primarias y ofreciendo una mirada profunda a la práctica espiritual, este libro revela la rica historia del Tantra y sus poderosas enseñanzas. Una joyita.

«No importa lo ocupado/a que piensas que estés, debes encontrar tiempo para leer, o entregarte a una ignorancia autoelegida», Confucio.

La isla de Alice, una historia de esperanza y superación

Alice pierde de un plumazo a su marido Chris en un trágico ¿accidente? y el mundo se para. Ella está embarazada de su segunda hija y su vida se contrae como su propio útero: empieza la vida D. C. (después de Chris). La primera novela para adultos del director de cine y guionista Daniel Sánchez Arévalo nos sirve la tragedia y el humor en el mismo plato.

Me sorprendió que Alice decidiera mudarse de su pueblo natal después de Chris. Sola, con un bebé recién nacido y una niña de seis años, tenía que empezar de cero sin familia ni amigos en una isla que a lo largo de cuatrocientas páginas se convertirá en un refugio de sí misma y en un reflejo de la esperanza de encontrar pistas. Porque Alice, desde que descubre que Chris no murió en la carretera que decía estar, decide emprender una investigación digna de cualquier cuerpo completo de policía de serie de Netflix para llegar a la verdad.

Chris llevó a Alice desde Providence (Rhode Island) hasta la isla de Robin (no la busquéis porque es inventada), cerca de Cape Cod (EE.UU) y allí empieza todo, ¿o termina? Me hubiera gustado más que la novela hubiera estado ambientada en Menorca, por ejemplo, porque me siento más identificada, está más cerquita y seguro que es igual o más bonita que la descrita por Sánchez Arévalo. Pero entonces, como bien me indicó mi amiga Nuri (que me dejó el libro), no sería posible que Alice (o mejor Alicia en Menorca) osara dejar a su hija mayor sola en una casa durmiendo mientras se llevaba a un bebé recién nacido en un coche de golf por una isla nevada (bueno, no estaría nevada pero haría viento seguro) y por la noche; y todo esto para poner chivatos y cámaras en los locales y casas de sus vecinos isleños. Esa locura solo podría pasar en EE.UU.

Enganchada

La novela entretiene, y mucho. Engancha Alice por su humor negro que destaca desde la página uno cuando empieza a contar su vida D.C. Engancha la manera que tiene Arévalo de relatar, de describir cada uno de los personajes, de hablar del amor desde la profundidad de la cotidianeidad y sobre todo, engancha la historia no resuelta de un marido aparentemente ejemplar que, eso seguro, esconde algo que Alice necesita descubrir para poder seguir viviendo en paz. Finalista del Premio Planeta, La Isla de Alice es una historia algo enrevesada  que cobra vida en un escenario idílico y que retrata a la perfección la clase alta estadounidense. Es sorprendente el conocimiento que tiene Sánchez Arévalo de esta cultura tan lejana como presente en nuestras vidas.

En las entrevistas el director de cine habla abiertamente de las terapias porlas que pasó de adolescente y que le llevaron a contar su propia historia en relatos que hoy hacen las delicias de los lectores y fans de su cine. Todas las personas deberíamos plasmar de alguna manera nuestras angustias e inquietudes para no dejarlas ahí dentro, y su manera de hacerlo es maravillosa. Gracias, Daniel, te ha salido cachonda en todo su drama.

María de Quesada es periodista y profesora de yoga. En Agua y Sal Comunicación gestiona RRSS y crea contenidos, puedes encontrarla como @MariaDeQuesada en las redes.

 

 

 

 

 

Al final todo va a acabar bien

‘Finales que merecen una historia’ es el título del último libro de Albert Espinosa que ha llegado a mis manos durante las vacaciones, como parte del regalo de mi cumpleaños. Empezar a leer una nueva historia siempre tiene la emoción de saber qué pasará y cómo terminará.

Continúa leyendo Al final todo va a acabar bien

Libros: hoy y siempre

Hace unas semanas se celebró en València la Fira del Llibre que acumula ya 54 ediciones. Sin duda, es una cita a la que, desde que tengo uso de razón, siempre he acudido.

Desde bien pequeña, mis padres y en especial mi madre, me paseaban por els Jardins de Vivers que en esos días se convertían en una preciosa selva de libros, de la que solo se podía salir con al menos un ejemplar por persona.

Continúa leyendo Libros: hoy y siempre

La hora del cuento o érase una vez el final de un día de trabajo

Los cuentos a la hora de dormir son un clásico, una iniciativa estupenda que ya me transmitieron mis padres y que luego compartíamos con mis hermanas. Lo intento hacer también con los peques de la casa. Busco el superpoder de mantenerme despierta con una comunicación divertida, aunque el cansancio y la comodidad del sofá pueda ser una opción más apetecible.

Continúa leyendo La hora del cuento o érase una vez el final de un día de trabajo

Cuando la realidad supera la ficción

Con su primera novela, Carme Chaparro ha demostrado que además de ser una gran periodista es una excelente escritora

El último libro que me he leído de Carme Chaparro, “No soy un monstruo” (Espasa), lo compré por dos razones, me encanta la novela negra y está escrito por una periodista.

Continúa leyendo Cuando la realidad supera la ficción