Reels vs TIK TOK

Seguimos hablando de comunicar, y no hay mejor forma de hacerlo que mencionando y analizando a las nuevas reinas del mundo de la información y la comunicación: las redes sociales.

Las redes sociales aparecieron hace algo más de una década y prometieron convertirse en toda una revolución en el mundo de la comunicación. Tanto es así que algunas de ellas, como Twitter, se han convertido en la principal fuente de consulta e interacción entre los usuarios. Sin embargo, otra realidad es que no saber adaptarse a las demandas de unos públicos cada vez más exigentes es motivo de extinción de muchas de ellas. La supervivencia de estas se basa principalmente en su adaptabilidad en cuanto a las necesidades de los usuarios.

Las nuevas generaciones, ya nativas en materia tecnológica, como la Generación Z, son las más exigentes con las distintas redes sociales. La juventud de hoy utiliza las distintas plataformas como principal fuente de inspiración, información y expresión. Por tanto, no es de extrañar que exista casi una plataforma para cada tipo de usuario.

El origen

Cada una de las plataformas tiene un fin y un público objetivo, sin embargo, si tuviésemos que hacer un ranking de las más TOP, Instagram estaría a la cabeza de todas ellas.  La plataforma, comprada por Facebook en 2011, comenzó siendo un espacio donde los usuarios podían compartir sus fotos con toda la comunidad. De este modo, se convertía en un escaparate donde exponer todo lo que hacíamos en el día a día: restaurantes, viajes, ‘looks’ diarios… Instagram consiguió que las personas que lo usaban se sintiesen celebrities con sus propias vidas. Algo hasta el momento impensable. Tanto es así que dio lugar a nuevas profesiones como la aparición de la figura del influencer, muchos y muchas eran bloggers que se pasaron a la red tan de moda en la actualidad.

Con el tiempo, vimos cómo la plataforma seguía ganando terreno a otras como Snapchat. Lo hizo también creando su propio canal de TV intentando así competir con YouTube y arrebatándole a las usuarias y usuarios que se quedaban atrás en materia de edición y producción de vídeo.

En pleno confinamiento empieza a sonar en España la nueva red social del momento que había nacido en 2016 en China: Tik tok. Sin embargo, no fue hasta abril de 2020 cuando en España empezamos a oír hablar de este nuevo fenómeno que arrasaba entre infancia y juventud y que, con el tiempo, se ganó el afecto de las personas no tan jóvenes y de innúmeras empresas. Unos meses más tarde los expertos aseguraban que Tik Tok iba a acabar por destronar a Instagram, sin embargo, el gigante supo reaccionar a tiempo y ‘contraatacó’ con Reels.

Diferencias y similitudes 

Tik Tok surgía como red social donde compartir pequeños clips musicales de hasta un minuto de duración en los que los usuarios pueden crear, cortar y editar el vídeo en tan solo unos clics. Además, permite a los usuarios aplicar efectos y un fondo musical.

Durante el confinamiento y gracias al ingenio de las personas, empezamos a compartir, casi sin querer, vídeos humorísticos que habían sido creados en la plataforma china. De ese modo Tik Tok fue calando entre la sociedad hasta el punto de que los Millenial se lanzaron a crear vídeos aprendiendo de los más jóvenes. Ante la inminente amenaza, Instagram anunciaba meses más tarde una nueva herramienta: Reels.

Si tenemos que destacar uno de los puntos fuertes de la App china este sería la famosa lectura de labios que ofrece Tik Tok y le da ese toque tan humorístico que ha conquistado a jóvenes y mayores. Una novedad que explica claramente la viralidad de los vídeos de esta nueva plataforma. Si bien es cierto que Instagram está intentando recortar las distancias, Tik Tok sigue llevándose al público más joven que ha encontrado más posibilidades de alcanzar viralidad con sus vídeos de retos que en Instagram, donde la competencia es cada vez más elevada. Mientras Instagram busca imágenes perfectas y belleza (en ocasiones inalcanzable e irreal), Tik Tok nace con la finalidad de provocar la risas ajenas y las propias. 

Utilidad empresarial

Si tenemos que hablar de la utilidad de las mismas con respecto a las empresas, dependerá de estas últimas y de la intencionalidad de sus campañas en redes sociales. También se deberán tener en cuenta aspectos como la edad de los usuarios, la temática, el sector o la intención de las mismas. Así que serán los/las propios profesionales de la comunicación quienes tendrán que aconsejar a las empresas.

Instagram y Tik Tok están protagonizando debates entre los profesionales dentro del mundo de la comunicación y parece que se prolongarán una larga temporada. Podemos asegurar que ambas pueden ser muy útiles para las empresas. Un acierto si se escoge la correcta y un error si no se elige la red social adecuada para los intereses de cada campaña.

Pati Cervera es copywriter, adicta a la moda y a las RRSS. Podéis seguirla en @paticervera_

 

Dicen que somos adictos y adictas digitales

Dicen que somos adictos y adictas digitales. Pendientes de los likes y de publicar dónde estamos y lo que hacemos, de mirar las últimas fotos subidas, comprobar qué han hecho las personas que conocemos el fin de semana, echar un vistazo al producto recomendado del día. Gastamos horas de sueño y momentos de la vida real por vivir un sueño en el mundo digital.

La tecnología, como cualquier avance, tiene detractores y partidarios. Todo depende de su uso y, sobre todo, del tiempo que le dedicamos. Lo importante es entender su utilidad y sus posibles peligros. Existen aplicaciones para todo lo imaginable, incluso para limitar el uso de los aparatos tecnológicos. Aplicaciones que pasado un tiempo hacen que se apague la tablet. Modo off.

Para los que nos dedicamos al mundo de la información, el uso de las redes sociales es un gran avance. Ya que han sido y todavía lo serán durante mucho tiempo un canal de comunicación excelente. Las marcas han tenido la oportunidad de acercarse a la gente para dar a conocer sus novedades, también para poner en valor su marca hacia la sostenibilidad, lo saludable, lo social y humanitario.

Avaricia y Facebook

Algunos expertos ya van advirtiendo que el actual modelo Facebook empieza a perder fuerza. La avaricia puede llevarle a la desaparición, y es que lo que empezó siendo un lugar increíble para encontrar a gente, chatear y compartir vivencias, está evolucionando en un lugar exclusivo de pago.

Cada vez más, la publicación para ser visible requiere de inversión publicitaria. Y los usuarios están detectando que se cuelan más publicaciones comerciales que actividades de los amigos o temas de interés.

Actualmente, Facebook sigue siendo la red social con más seguidores, la red en la que se tiene que estar. Pero detectamos que el aumento de seguidores se va a Instagram, que potencia las imágenes, y el compartir al momento. Por otro lado, la red social más profesional, Linkedin se mantiene y mejora como lugar de encuentro para las empresas y los comentarios más valorados.

Dicen que la tecnología cada vez se encontrará más presente en nuestro día a día, dicen que los niños ya son nativos digitales y necesitan que les enseñemos a utilizarlas correctamente, antes de que los youtubers sean sus verdaderos maestros de la vida.

Mientras, permaneceremos atentos a los cambios, y apostaremos por las redes sociales y las aplicaciones que apuesten por la información y las publicaciones de calidad, así como aquellas que fomenten el espíritu crítico desde la educación.

María José Moreno es responsable de contenidos y gestión de RRSS en Agua y Sal Comunicación. También podéis seguirla en sus redes sociales como @MajosMoreno

Granos, Melrose Place y RRSS

Controlar cada palabra. Pensar los adjetivos, elegir las pausas y los verbos, corregir y editar los textos a voluntad y cuantas veces se quiera (menos en Twitter), es el p(l)an de cada día en RRSS. Pero, ¿qué pasa con la vida real?, ¿existe el pánico a la naturalidad de las interacciones interpersonales no pasadas por el filtro Clarendon?

Hoy reflexiono sobre la costumbre de controlar todo lo que colgamos en nuestros perfiles sociales. A veces lo hacemos casi inconscientemente, ¿lo habías pensado?

Continúa leyendo Granos, Melrose Place y RRSS

¡Siga a ese taxi!

En la trampa que nos plantea el debate de Taxi vs VTC (Vehículo de Transporte con Conductor), ¿de verdad hay que ponerse del lado de uno u otro?

Los medios de comunicación y la política o la política y los medios, como prefieran, tienden a llevarnos a ese callejón sin salida que nos empuja a esa elección de: estás conmigo o en mi contra. Y deberíamos de estar prevenidos ante esa elección condicionada que nos plantean porque en el fondo hay una manipulación interesada.

Continúa leyendo ¡Siga a ese taxi!

La red da y quita votos

Entramos en 2019, año de votos, y aquí, en este periódico (que es el único de aquí, por cierto) ya saben que nos van los sondeos. Recuerden que en mayo toca municipales, autonómicas, europeas y que no haya alguna más.

En todo caso, diciembre de 2018 ya nos dejó un anticipo de cómo pinta la fi esta tras las elecciones andaluzas. Y eso que en 2015 (marzo en Andalucía; mayo municipales y autonómicas; septiembre en Catalunya y diciembre generales) tuvimos maratón electoral, con resopón en junio de 2016 por una nuevas generales y muchos votos.

Continúa leyendo La red da y quita votos

Eventos y redes, hasta que la muerte los separe

En Agua y Sal nos hemos ido especializando con los años en los eventos y sus novias, las imprescindibles redes sociales. Porque no hay acto que se precie sin su repercusión en los medios sociales, y así lo vemos con los clientes que ofrecen conferencias, congresos, galas o premios.

Continúa leyendo Eventos y redes, hasta que la muerte los separe

¿Qué se lleva en redes sociales?

En 2018, además de los zapatos blancos y las riñoneras (bendita impermanencia), se han puesto de moda muchas otras cosas; nos centramos en las redes sociales.

Continúa leyendo ¿Qué se lleva en redes sociales?

Protector solar para las redes sociales

Nadar en las redes sociales es toda una aventura. Cada día se aprenden nuevas formas de comunicar, de responder, de salvar situaciones y sobrellevar otras, pero, ¿cómo no equivocarse? Lo hacemos todos a diario y por ello, mejor aprender de los errores que fustigarse. Este verano en Agua y Sal nos ponemos factor +100 en las redes y te mostramos algunas lecciones aprendidas en este apasionante universo social que ha cambiado para siempre la manera de comunicarnos.

  • Escuchar y observar después de lanzar tu mensaje puede ayudarte a mejorar la respuesta al contenido que publicas.
  • Ser amable y respetuoso. Nuestro yo en una red social no es diferente de nuestro yo en la vida real, ¡o no debería!
  • Mostrar uniformidad en tus redes sociales usando el mismo nombre en todas ellas, la misma paleta de colores, fotografía, logo etc.  ¡Que no se líen tus seguidores!
  • Probar una misma acción con diferentes estrategias. La prueba error te ayudará a decidir más fácilmente.
  • Buscar gente y empresas interesantes en las redes, seguirlas e interactuar con ellas ampliará tu círculo social digital. Se llaman redes sociales por algo, ¡ pues a socializar!
  • Apoyar a alguien que hace algo que te gusta todos los días. Tus RT’s, tus me gusta y lo que compartes de otros perfiles y empresas te ayuda a seguir fidelizando tus amistades virtuales, a crear lazos de amor digital.
  • Usar hashtags para hacer búsquedas, para filtrar contenido y para segmentar tus publicaciones. Encuentra y que te encuentren fácilmente, pero #tampocohacefaltaquetodoloquedigasseaunhashtagporquenosirvedemuchovaya.
  • Asumir siempre lo mejor en redes sociales y a pesar de todo, ¿para qué entrar en ellas con prejuicios?
  • Desterrar los robots de tus redes sociales, ¡per favor!, ni saludar, ni vender, ni NADA. Todo llegará, pero mientras haya humanos, ¿es posible interactuar como tales?
  • Reaccionar no es siempre necesario. Siéntete libre de no hacerlo y muestra tu autenticidad.
  • Al programar contenido, cuidado con la actualidad, te puede jugar una mala pasada. Díselo a las empresas locales que vendían falditas en las redes sociales después de las inundaciones de Houston el verano pasado, por ejemplo. 
  • Jamás de los jamases es recomendable publicar cuando la ira se ha apoderado de la sangre. Respira, medita, canta OM, vete a correr, chilla, lo que sea menos contestar en este estado y VOMITAR en las plataformas sociales. Para eso ya hay otros que se dedican exclusivamente a lanzar sus deshechos digitales.

Esperamos haberte protegido un poco de los rayos sociales, ¡que a veces también queman!

@MariadeQuesada

Trucos en Facebook para conseguir más alcance

Si eres un Community Manager dedicado con pasión a la Estrategia de Marketing Digital entenderás la obsesión de trabajar tras la estela de conseguir más alcance en las Redes Sociales que más se adapten a la marca que queremos promocionar, tanto como, llegar a ser el resultado de búsqueda de la primera página de Google.

En este sentido, a la hora de plantear una estrategia de Social Media Marketing es imprescindible contar con Facebook. En los últimos datos consultados ronda los 2.167 millones de usuarios activos en un mes. Así que toca buscar el mejor camino que logre generar ese alcance necesario para que el mayor número de público se acerque y conozca la marca que promocionamos.

Además, como buenos conocedores de las Redes Sociales y Community Managers, debemos estar atentos a los cambios que se producen en la Red Social Fecebook. Entre las transformaciones que más suenan es la de conseguir alcance orgánico.

La Red Social nos quiere poner a prueba a la hora de visibilizar la fanpage que queremos que sea conocida por un gran público de calidad. Como buenos agentes de la comunicación y del marketing digital sabemos que la clave está en realizar un contenido de calidad que sea significativo.

Os contamos trucos o ideas para conseguirlo, aunque seguro que a la hora de elaborar una buena estrategia de marketing y comunicación encontramos algunos más:

Aumentar el número de interacciones. Apostar por los comentarios que lleguen a generar conversaciones entre los propios usuarios y no tanto con la marca misma

No pidas. Nuestras publicaciones deben generar me gustas, comentarios y las veces compartidas. Pero resulta que no le gusta que las pidamos, por lo que nos tocará poner a trabajar nuestra creatividad.

Elegir los vídeos. Pero no de cualquier forma. Se necesita que estén subidos a la propia plataforma y que además no sean muy largos.

Mejor más que menos. A la hora de publicar una imagen, es preferible que utilicemos en las publicaciones varias imágenes con el objetivo de ser más visuales.

Menos publicaciones pero con más calidad. Hay que centrarse en publicar poco, pero contenido de mucha calidad y que genere conversación entre los usuarios.

Mark Zuckerberg no dejará de sorprendernos con novedades y cambios, por eso el mejor consejo es mantenerse atento y siempre ir aprendiendo nuevas formas para conseguir que las redes sociales sean buenos aliados para nuestra estrategia digital.

Maria José Moreno. Community Manager en Agua y Sal Comunicación.

Y tú, ¿’te vendes’ o estás ‘vendido’?

marketing onlineLa gestión de la Comunicación está estrechamente vinculada a la función de las Relaciones Públicas, eso ya nadie lo pone en duda. Hasta las mentes pensantes ‘Pro Bolonia’ crearon un Grado específico de Comunicación y RR.PP. Una titulación paralela a los estudios de Marketing, por un lado, y que también transita en paralelo a la carrera (¿qué antiguo suena, verdad?) de Periodismo.

Pues bien, del mismo modo que la Comunicación va más allá del Periodismo, las Relaciones Públicas también mantienen un recorrido que se distancia del Marketing. Sin embargo, durante muchos años nos hemos hartado de ver como los periodistas encontraban acomodo en la gestión de la comunicación (lícito, por otra parte) y los marketinianos asumían roles de public relations… sencillamente les iba en el cargo y contaban con su nada desdeñable vis comercial. Lo que ocurre, es que tanto uno como el otro de los trasvases de profesionales han condicionado, desdibujado y reformulado cada una de estas competencias: Comunicación y RR.PP. Sin olvidar que el ejercicio de las mismas ya requería de unas habilidades que, por otra parte, no todos tenían. Y por si no fuera poco, en los últimos años, tras la irrupción y consolidación de las nuevas tecnologías, se ha reconstruido el espacio de comunicación. Un espacio que cabalga entre lo que ya conocíamos y que se complementa ahora con lo digital. Y el peso de uno y otro se reparte casi al 50 por ciento.

Recuerdo cuando daba mis primeros pasos como asesor de comunicación y relaciones públicas y cómo esta era una función casi de tapadillo, en la sombra, entre bambalinas. Estábamos ahí, el cliente notaba nuestra presencia, pero no éramos visibles para el público. Nos conocía quien nos tenía que conocer y nuestro valor dependía del peso de nuestra agenda de teléfonos y contactos.

Pero llegó lo digital y es como si, en cierto modo, hubiésemos salido todos del armario. Empezamos a ‘pisar’ la escena, a hacernos ‘visibles’ (que se lo digan a Mario Vaquerizo: de RR.PP de Alaska y otros artistas a… colaborador en TV/Radio, showman, cantante o lo que haga falta).

twitter

Parece que el branding personal nos ha empapado tras una sorprendente gota fría a ese tipo de profesionales (RR.PP/Com) y que las redes se han convertido en el centro de la ciclo génesis. ¡Vale! Está claro que hay mucha ‘seta’ también por ahí; de esos que ni sienten ni padecen y como tales, pues, no comunican. Pero en nuestro gremio, si quieres captar negocio, el mejor lugar sigue siendo un evento y tu mejor aval tu perfil digital y si quieres que te contraten fuera de tu entorno: muéstrate/véndete en la red.

Y justo ahí es donde radica el problema, donde puede que nos pasemos de frenada, donde puedes pasar de ‘venderte’ a ‘estar vendido’. ¿Haces una simple prueba? Revisa tu muro, ve atrás en el tiempo, tres semanas, dos o cuatro meses y saca tus propias conclusiones. ¿Te gusta lo que ves? ¿La historia que cuentas? ¿Coincide con la imagen que tienes de ti mismo? Decide, pues, por ti mismo si ‘te vendes’ bien o si por el contrario ‘estás vendido’. El mérito o demérito, eso sí, no dejarán de ser tuyos.