Vacaciones perpetuas

El verano pasado me di cuenta de algo: durante demasiados años en mi vida había estado esperando a que llegaran las vacaciones laborales para apretar el botón mental de descanso.

Estaba totalmente habituada a que alguien, desde fuera, me dijera cuándo tenía que levantarme más tarde, ir a la playa con mi familia, acostarme tarde, leer en el sofá, irme de viaje o echarme la siesta.

Continúa leyendo Vacaciones perpetuas

Por mí y por todos mis compañeros

En casi todos mis trabajos he apretado al máximo mi capacidad hasta quedar exhausta. No solo porque el trabajo lo requiriera, sino porque llevo de serie el piloto de darlo todo siempre. Y pienso que llegar a esos extremos no le interesa a nadie, ni a las empresas ni a nosotr_s.

Entonces, ¿cómo regular la energía que le ponemos a las tareas diarias del trabajo y de la vida? Para mí la clave está en el necesario descanso y en el autocuidado.

Continúa leyendo Por mí y por todos mis compañeros

Yoga para culos pegados a la silla

¿Tienes el culo pegado a la silla una media de cuarenta horas a la semana?, ¿más? Ya te vale, pero tiene apaño si quieres dedicar unos minutos al día a despegar el trasero, mover los músculos, las ideas, la energía y hasta la sonrisa.

Continúa leyendo Yoga para culos pegados a la silla